7Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
9.4

 Grupos relacionados: EMIGRATE / OOMPH! / LINDEMANN

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

“Un mago nunca llega tarde. Ni pronto. Llega exactamente cuándo se lo propone”. Esas sabias palabras de Gandalf en El Señor de los Anillos se pueden aplicar a un montón de situaciones, incluido el próximo (en teoría) trabajo de TOOL, aquel eterno ‘Chinese Democracy’, o el caso de RAMMSTEIN. Los alemanes no son magos, aunque a buen seguro que los encargados de la pirotecnia de sus espectáculos tienen algo en común con el Gris que alegra a los chavales de la comarca al principio de La Comunidad del Anillo.

Diez años han pasado de ‘Liebe ist für alle da’ y casi nos habíamos olvidado de lo que es un disco de estudio de la banda. Sus dos años de presentación desembocaron en un recopilatorio (muy recomendable su triple DVD con los making of de sus videoclips, que podéis ver en esta lista de reproducción de su canal de YouTube), que dio lugar a una gira de mismo nombre, ‘Made in Germany 1995–2011’, a finales de 2011, principios de 2012, y verano de 2013, espaciando mucho sus tramos. Tres años de parón tuvieron para una veintena de fechas (de nuevo en espacio veraniego) en 2016 y poco más de diez un año después. Lo dicho, con mucha calma. Entre medias, aprovecharon para editar dos DVDs/Blu-Ray en directo: ‘In Amerika‘ en 2015 (con un documental digno de ver), y ‘Paris‘ en 2017.

Toda esta introducción (habitual en la web, por otro lado), es para explicar que RAMMSTEIN no necesitan de nuevas composiciones para salir a la carretera; aunque después de tantos tiempo, y con Revival Tours de por medio, seguramente sea la mejor excusa, con un par de numeritos nuevos que siempre vienen bien para renovar el repertorio de un grupo que, te guste más o menos, es digno de ver al menos una vez en directo. Y es que esa es la sensación final que deja esta obra homónima; el titularlo ‘Rammstein’ suele verse como una declaración de principios, en plan “esto somos nosotros”, marcar una nueva etapa o algo parecido. Pero no, lo que aquí podemos escuchar es una continuación de lo mismo de siempre; si acaso, algo menos interesante e inspirado que en sus trabajos cumbre, pero que termina convenciendo.

‘Deutschland’ fue un adelanto a la altura de lo esperado, especialmente por un impacto visual más cercano a un corto cinematográfico que a un videoclip al uso. Ya se sabe que son unos maestros en esa parcela, pero aquí se superaron por completo contando, a su manera, la historia de su país a través de distintos pasajes temporales (os invitamos a ver la explicación que hizo Miguel de Lys en su canal). Porque era eso, una minipelícula en la que la música era más un acompañamiento que otra cosa, radicando su fuerza en el estribillo, y la clave en la labor de Flake, que a la larga es el elemento más destacado de todo el álbum. Sí, los riffs machacones de Richard y Paul están ahí, como demostraron en ‘Radio’ posteriormente, pero el teclado y la electrónica se vuelven en los protagonistas una y otra vez, quieran o no. En ese segundo single volvían a buscar la ambientación en el pasado, reflexionando sobre un componente que con las tecnologías actuales, cada vez está en más desuso.

‘Ausländer’ busca esa conexión instantánea, a lo ‘Radio’, más todavía con el juego de idiomas aludiendo al título en un estribillo de lo más pegadizo. Y claro, aunque fuera unos días después de la puesta a la venta del álbum, también tuvo su vídeo de turno; en esta ocasión, con la colonización como trasfondo (sarcástico y ácido, faltaría más) del propio título (“extranjero”). Los cambios de ritmo y guitarrazos de ‘Zeig Dich’ y (en menor medida) de ‘Tattoo’ puede que tengan su punto en directo; aunque la segunda peque de simplona. Pero es que con el arranque de la gira han tenido el valor de incluir nueve de los cortes nuevos que aquí nos presentan. Fuera se han quedado un medio tiempo (con tinte emotivo) como ‘Weit Weg’ y ‘Hallomann’, con la que cierran sin pena ni gloria. Pero es que las demás no las termino de ver sobre un escenario. Quizá la potencia y contundencia de ‘Sex’, a pesar de su melodía, con ese ritmo de batería tan marcado, quizá sea una de las mejores paradas. ‘Puppe’ tiene un registro agónico por parte de Till que no nos había enseñado, y tanto ‘Diamant’ como ‘Was Ich Liebe’ son muy pacíficas, poniendo una pausa que en el salón de tu casa no está mal, pero que en un concierto corta bastante el rollo. Por mucho que desde los tiempos de ‘Seeman’ hayan tenido algo así en sus actuaciones.

Al final, te quedas con la sensación de que básicamente RAMMSTEIN ofrecen lo esperado y proyectado en los primeros párrafos: un trabajo con el que tener una excusa para girar con nuevo material. Tienen un buen puñado de temas con tirón (siempre se las terminan ingeniando para enganchar con algunos de manera fácil y efectiva), de esos que a lo tonto te pones a tararear sin darte cuenta con un par de escuchas. Pero siguen sin alcanzar las cotas tan altas que se marcaron con ‘Sensucht’ y, sobre todo, ‘Mutter’. Palabras mayores.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.