8Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
9.4

 

pigmalionParece que SKUNK D.F no dudaron mucho a la hora de repetir una fórmula que le dio muy buenos resultados para ‘Perseidas’. En otoño de 2012 superaron los 10.000 euros (sobre un objetivo de 4.000) para financiar aquel trabajo. Desde entonces a ahora, en cuatro años, han pasado muchas cosas. La pertinente gira de presentación, un disco recopilatorio (aquí su reseña) con un nuevo tema, otro single de adelanto… y otra vez, el mecenazgo. Esta vez con algo menos de tirón, consiguiendo 3.000 euros menos. Aunque los números estén ahí, volvieron a salir bien parados.

Las campañas de crowdfunding deberían tener, en el caso de los grupos de música, como mínimo, el mismo cariño y dedicación que supone la creación de sus nuevas canciones o discos. Por cada álbum, las bandas suelen decir que son sus retoños, parte de ellos; con la corriente de mecenazgo que se ha extendido en los últimos años, hay que mimarlo tanto o más que a la obra que posteriormente vas a ofrecer. ¿Por qué? Porque su campaña empezó con tan solo dos recompensas posibles: ‘Pigmalión’ a 15 euros; ‘Pigmalión’ y camiseta a 25. De un tiempo a esta parte nos hemos hecho eco de varios proyectos en la web (los podéis ver en este enlace), y hay formaciones que dan rienda suelta a la creatividad a la hora de ofrecer algún tipo de recompensas. En cualquier caso, todas van desde la descarga digital (a un precio más que asequible) hasta los famosos shows privados, pasando por todo tipo de merch, visitas al estudio, participación en coros y un sinfín de premios más. No deja de ser un incentivo a la hora de sumar algo a alguna de tus bandas favoritas; sentirte parte de ellos. Según avanzaron los días se fueron sumando nuevas opciones en forma de esa descarga digital a la que hago mención, sudaderas, colgantes, discos pasados (recientes)… y poco más; aunque hubieran hecho uno con anterioridad, hay cosas que si salen bien, hay que repetirlas. Bueno, también añadieron el hecho de incluir la opción de paypal a mitad de campaña (algo vital en los tiempos que corren), y el recalcar en el tramo final que los gastos de envío sólo estaban incluidos para territorio nacional… y es que aunque para algunos fuera implícito, en ningún punto de su proyecto estaba especificado. Incluso el disco estuvo antes en YouTube (en el canal de Maldito Records) que en la bandeja de entrada del correo de los mecenas, provocando el malestar entre alguno de ellos por no tener un acceso anticipado.

Dejando de lado el tocho de una introducción que creía necesaria (los lectores habituales de la web sabrán que son normales), ‘Pigmalión’ satisface las expectativas puestas sobre él después de ‘Arde’ y ‘Algo Grande’ tras un ‘Perseidas’ que creó, hasta cierto punto, división de opiniones. La primera abre el disco, instrumentalmente cumplidora, pero teniendo su mayor gancho en la seña de identidad de la banda: la conexión de Germán tanto por su voz como por sus letras… y especialmente la manera de interpretarlas. La segunda lo cierra, con unas guitarras más pesadas pero con las mismas directrices. Y entre medias, ocho temas nuevos más un interludio grabados junto a Alex Cappa en The Metal Factory Studios.

Salvaje’ fue otro de los adelantos, que traía de vuelta las guitarras más crudas de antaño pero sin perder la melodía de la que siempre han hecho gala, especialmente en los últimos tiempos. Quizá por la diferencia temporal (de composición y grabación), se aprecia un sonido distinto entre ésta y la apertura (más notable en la batería), que se va dejando atrás según avanzan las canciones. Con ‘Los Niños Siguen Perdidos’ y su guiño a ‘Neo’ revisan, por desgracia, el mensaje que contenía la original con una letra a la orden del día y una actualización de sonido; digamos que son los SKUNK de 2016 criticando lo mismo que hacían en 2003 y rascando un poco más allá en un mensaje que da mucho que pensar.

Mucho más oscuros y experimentales se nos presentan en ‘Impermeable’, especialmente en su comienzo, donde cobran protagonismo los teclados y la programación. Los contrastes llegan con los guitarrazos, pero la que manda aquí es la letra. Esto último se aplica también a ‘El Chico de las Estrellas’, con claras referencias a una que perdimos a principios de año, David Bowie, creando arte a partir de su figura. Es precisamente a partir de ella, y en este tramo central, donde el álbum toca techo emocional. ‘Samsara’, si bien es de las más guitarreras, también tiene hueco para tener otro guiño a una de las mayores influencias de Germán (“… namaste, no más fe”), aunque sólo sea con su nombre. Y la cima de todos los sentimientos viene con ‘Aléjate de Mí’ (muy al estilo de ‘Enfermo’, la outro de ‘El Crisol’, a modo declaración poética en formato acústico) y ‘Terrorismo Emocional’, la piedra angular de ‘Pigmalión’ y una de las mejores composiciones de su carrera a todos los niveles; cada pieza por separado crea un todo en el que encajan de una manera maravillosa. ¿Sois conscientes de la cantidad de canciones que tienen en las que sus seguidores se sienten reflejados? Pues ésta está llamada a ser otra de ellas por méritos propios.

Para cerrar, vuelve el metal cortante en ‘Adóptale’ (ya sabéis, no compréis mascotas, adoptadlas) y, antes de ‘Algo Grande’, terminan con la simpleza de ‘Golem’, con piano y voz de primeras (que tan buen resultado les ha dado en otras ocasiones) a las que se va sumando el resto de la banda; no necesitan más para tocar la fibra. Y me quedo con un par de sus frases por encima de todas las demás, “… vagar por las redes mintiendo sobre quién eres (…) el autoengaño no mejora tu vida”. SKUNK D.F tiene uno de los mejores letristas nacionales a todos los niveles, ya sea a la hora de desnudarse de todo tipo emociones o de transmitir mensajes. Y de eso ‘Pigmalión’ va sobrado.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

2 Respuestas

  1. Luis

    Buena crítica de un disco excelente…. la única pega es que quizás haber leído la letra de “Adóptale” en lugar de quedarse con el título sería bueno para saber de lo que habla… (nada de no comprar mascotas adoptarlas como se dice en la crítica…)

    Responder
    • Varo
      Varo

      Puede que me haya dejado llevar por la nostalgia de un concierto hace ocho años en el que (amablemente) accedieron a tocar para una protectora de animales junto a Tenpel, en el que se implicaron mucho, y no le prestara la atención que mereciera. Gracias por el apunte 🙂

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.