Un coche, una carretera de noche y Grohl conduciendo, con cambios de plano y mostrándonos los acompañantes de su viaje, los otros cuatro miembros de FOO FIGHTERS.

“20 años. Hemos estado haciendo esto exactamente 20 años. El 17 de Octubre de 1994 entré en un estudio en Seattle y grabé un montón de canciones por mi cuenta. Esas canciones se convertirían en los Foo Fighters. Durante los últimos 20 años, hemos estado alrededor de todo el mundo. Pero siempre un día aquí, otro allá. No tuvimos nunca la oportunidad de tener un sentimiento por los lugares donde estábamos, o lo que nos tenían que ofrecer. Entonces, para nuestro vigésimo aniversario decidimos hacer algo para reinventar el proceso creativo, algo que nunca habíamos hecho antes”.

Ese minuto en primera persona, con distintas partes instrumentales de ‘Something From Nothing’ sonando de fondo, sirve para presentarnos la ocurrencia de ‘Sonich Highways’. Un disco hecho en ocho estudios de ocho ciudades distintas en Estados Unidos. Mucha gente admira a Dave Grohl por lo que representa en la actualidad. Muchos, además, por lo que hizo con NIRVANA. Y también hay un número bastante amplio que no le soporta, que no comulga con esa apariencia de rockstar actual. Todo es respetable. Pero espero que hasta esos últimos entiendan lo que supone no ya el nuevo disco, sino todo lo que encierra. ‘Sonic Highways’, la serie documental, no es una mera explicación del nuevo álbum y la manera en la que lo han grabado. Sí, sirve para entender ese experimento de hacerlo en distintos sitios, pero es una reivindicación de la escena de esas ocho ciudades, y van a ser ocho horas donde lo de menos son los propios FOO FIGHTERS.

No me extrañarán las voces que salgan diciendo que esto era algo totalmente innecesario. Pero un grupo en su status, que llena estadios donde van, con su posición económica… ¿necesita hacer esta promoción para seguir siendo rentable? No. Lo hacen porque quieren y porque tienen medios para ello. Y muy bien hecho, además. Grohl ya demostró con ‘Back & Forth’ que lo de hacer documentales se le daba muy bien, pero aquí tenemos algo muy distinto. Como decía, su grupo pasa a un plano secundario, y los protagonistas son los músicos de la ciudad, la escena, distintos productores y dueños de los estudios donde graban, las entrevistas con ellos, la mirada al pasado. Y todo con un punto cinematográfico que ayuda a meterte más en la historia de cada uno. Para rematar la jugada, la semana del estreno estuvieron cada día en el programa de David Letterman tocando versiones y su nuevo tema.

Chicago es el primer capítulo. Por la pantalla pasan testimonios del guitarrista y cantante de blues Buddy Guy, gente de THE EAGLES, CHEAP TRICK, ZZ TOP, Bruce Pavitt (fundador de Sub Pop Records), Bonnie Raitt… y más. Todos ellos contándonos lo que es esa ciudad, la riqueza musical de estilos que ha tenido. De Etta James a Kayne West, de MUDDY WATERS a MINISTRY, pasando por Gene Krupa, WILCO, CHICAGO y NAYKED RAYGUN.

Ellos cuentan la historia que después da lugar a ‘Something From Nothing’. En realidad, durante cincuenta minutos vemos como la letra de la canción va tomando forma. El clavo encordado para simular el sonido una guitarra antes de tener una, el no cambiar el nombre de Buddy Guy a Buddy King, el venir a por diez centavos y encontrarse un cuarto… ‘Something From Nothing’ surge de las conversaciones con todas esas personas, la primera canción del disco, la historia de una ciudad en llamas hace ciento cincuenta años, en las que Muddy Waters encontró su sitio. Y ‘Sonic Highways’ es la manera de juntar a todas ellas en distintos sitios.

Se van muchas décadas atrás, época de inmigración en la ciudad del viento para explicar los orígenes de MUDDY WATERS. El blues estaba en las calles. Pero se puede decir abiertamente que el protagonista absoluto es Steve Albini, presentado como uno de los mejores ingenieros de sonido y productores más reputados del mundo. Sólo en la manera que entra al propio estudio se nota el personaje que es (dicha para bien esa palabra); pero una vez empiezan los comentarios sobre él, los vídeos antiguos donde el propio Albini habla, nos damos cuenta de su dimensión y honestidad. Entre sus trabajos están los de artistas tan dispares como PIXIES, THE BREEDERS, PJ Harvey, BUSH (sorprende verlos citados cuando fueron citados por Grohl como una copia de NIRVANA), los ya citados CHEAP TRICK… pero claro, si asociamos, el nombre de Albini al de Dave Grohl, siempre estará asociado al de ‘In Utero’. Él mismo dice que NIRVANA será el grupo más grande con el que haya trabajado nunca.

Su mono de trabajo se entiende con su filosofía: él siempre ha querido ser pagado por el trabajo que hacía. Sin más, nada que les uniera más allá en el tiempo… como si de un fontanero o carpintero se tratara. Una posición inusual en la industria musical. El gasto de su estudio es de 30.000 dólares. ¿Qué significa? Que cada día debe ganar un mínimo de 1.000 para mantenerlo. No es oro todo lo que reluce, ya que deja caer que un par de veces estuvo en la quiebra, tuvo que vender su casa, guitarras… pero hubo un periodo de 6-8 meses en los que no debió un centavo a nadie. Ahora vuelve a estar endeudado, pero no parece preocuparle. “Ser dueño de un estudio es una apuesta más grande que cuando estoy jugando a las cartas”. Lo dice porque esa es una fuente de ingresos, el juego de cartas. En 1995 compró el edificio que dio lugar al estudio Electrical Audio, donde Butch Vig toma los mandos para comenzar la producción.

Aunque hay otro protagonista no menos importante. Taylor Hawkins no se corta a la hora de decir que a él no le importa demasiado en blues; que al pensar en Chicago, a él se le viene a la cabeza CHEAP TRICK; Chris Shiflett también recuerda que en una actuación en Chicago poco después de incorporarse, se vistieron como ellos. Así es lógico que Rick Nielsen sea otra de las piezas importantes a su paso por la ciudad., con su estilo de tocar la guitarra, con influencias del blues pasadas por un filtro del rock y del punk. Él colabora en la parte final de ‘Something From Nothing’,

En casi cualquier grupo, se graban las pistas por separado, cada uno su instrumento, y después (o antes) a descansar. Aquí cada canción la hacían todos juntos en una semana, con todos ellos casi en todo momento en el estudio, experimentando. Así suceden momentos graciosos, como el inicio del solo de guitarra de Chris de ‘Something From Nothing’.

También hay hueco para la familia, con el recuerdo de Dave a su prima Tracey, una punk rocker que con catorce años, y tres amigos más pequeños que ella, se quería ir de gira un verano con su grupo VERBOTEN. Ella fue la que llevó a a Grohl a un concierto punk, a uno de NAKED RAYGUN. Albini ue a una temprana edad a Chicago, pensando que había una escena musical allí. Allí formaría con dos de ellos BIG BLACK. También recuerda los distintos locales punk (la mayoría quemados) y la tienda  Was Trax Records.

La misma noche del estreno tocaron en el Cubby Bear, dedicando ‘Up in Arms’ a Steve Albini, tocando cuatro canciones de su debut, versionando a los ROLLING STONES, a CHEAP TRICK con Rick Nielsen en la guitarra y Dave y Taylor intercambiando roles, e incluso tocando ‘Surf Combat’ de NAKED RAYGUN con Jeff Pezzati. ¿Promoción? Los reyes de ella son FOO FIGHTERS.

En el segundo episodio viajan a Washington D.C. Hay tres frases que puede que destaquen sobre las demás. “Toda ciudad tiene su pasado. Tienes que conocerlo para poder conocer tu futuro”; “Puede que éstas no fuera las bandas más conocidas del mundo, pero influenciaron algunas de las más famosas del mundo, como RED HOT CHILI PEPPERS, BEASTIE BOYS, JANE’S ADDICTION, GREEN DAY…”, ambas dichas por Grohl. “Foo Fighters no son de Seattle. Son de California, Washington State, Washington DC, Los Angeles… pero el germen es de Virgnia, porque la mayoría de ideas son de Dave, y él es de ahí”, ésta otra por Taylor Hawkins. Los Foo aparecen menos incluso, siendo casi lo más importante de ellos la capacidad de adaptación de la que habla Butch Vig de ir cada semana a un estudio distinto y tener que adaptarse a él.

Tiene un contenido social mucho mayor que el primer capítulo, empezando por un hecho histórico tan dramático como el asesinato de Martin Luther King y las consecuencias directas que tuvo en la ciudad, con los testimonios de los que se convertirán en protagonistas de este capítulo. La mayoría de ellos hablan de DC como una ciudad separada y segregada en la época que les tocó crecer.

Por la pantalla pasa gente de TROUBLE FUNK hablando del go-go, diciendo que Washington DC no tenía un sonido característico hasta que éste apareció (Pharrell Williams hace referencia a él como “patrones exóticos de percusión”), con Chuck Brown como figura clave (incluso aparece el alcalde de la ciudad, que tuvo tocando a Brown en su ceremonia de inauguración).

El go-go y BAD BRAINS se puede decir que son los hilos conductores de la historia. No sabían de razas ni colores, simplemente eran punks. Un soplo de aire fresco. También se les entrevista a ellos, pero tienen más peso las palabras que les dedican gente como Rick Rubin hablando como la primera banda hardcore-punk llevando su estilo a otro nivel, más rápido, más agresivo; Mike D de BEASTY BOYS, recordando uno de sus conciertos… con diez personas, como el show más espectacular que ha visto. O Ian MacKaye, otra figura clave, que ante sus pocas esperanzas en ser músico, así que se hizo skater escuchando rock… y TED NUGENT. Después se pasaría al punk tras ver a los propios BAD BRAINS. Bajista en TEEN IDLES, cantante en MINOR THREAT y guitarrista en FUGAZI, también fundaría siendo un adolescente Dischord Records, llegando a vender alrededor de cuatro millones de los que hicieron, empezando como una discográfica totalmente casera. El sello mostró el camino del famoso “Do it yourself”, el si no hay alguien que lo haga por ti, hazlo tú mismo.

La mayoría de grupos editados por él grababan en el Inner Ear Studio, donde acudieron FOO FIGHTERS durante una semana para grabar ‘The Feast and the Famine’. Ahí fue donde se grabó la banda sonora de la adolescencia de Grohl, tal como él mismo dice, de prácticamente todos los discos de punk-rock de la ciudad. Don Zientara es el dueño del estudio, músico, artista y activista durante la guerra de Vietnam. Fue reclutado para ella, y durante esa época aprendió electrónica.

También tienen espacio en la hora de documental componentes de SCREAM, que sería uno de los primeros grupos de Grohl, después de ver un anuncio en el que buscaban batería, después de haber estado en MISSION IMPOSIBLE. Ese grupo lo nombra el activista, Mark Andersen que es el encargado de contar las diferencias sociales que había. Un chico de Montana que se mudó a DC y vivió de cerca la movida punk, las protestas contra el apartheid conocidas como The Revolution Summer; la voz principal de aquel movimiento, Positive Force, era Amy Pickering, cantante de FIRE PARTY. El primer concierto de SCREAM con Dave Grohl fue precisamente en una de estas concentraciones.

Como tantas movidas, todo empezó con algo anterior a la música; y esa parte vino sola. Unos por un lado, otros por uno distinto. Pero todos juntos en los denominados punk-funk shows, con dos sonidos totalmente distintos pero unidos bajo una cultura underground.

La letra de ‘The Feast and the Famine’ hace referencia a TROUBLE FUNK, a The Revolution Summer, a BAD BRAINS, y a las palabras concretas de varios de ellos en las entrevistas que nos muestran, que aunque aquí se lea al final, en la película se nos muestra en los primeros segundos. Igual que hicieron en Chicago, la noche de su emisión actuaron en un pequeño local de la ciudad, el Black Cat. Por desgracia, no ocurrió como el de Cubby Bear y no lo retransmitieron por ningún canal en streaming.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.