7Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
9.5

 Grupos relacionados: KHMER / WAYLON JONES / THIS THING CALLED LIFE

 Facebook_-_iconoyoutube bandcicno

Han corrido SUDESTADA desde su formación para dar forma a lo que es su debut, ‘Yo Soy el Mar’, en una coedición de The Braves Records, Odio Sonoro y Kill Vinyl Records. En sus filas encontramos a Mario C. Vaises (KHMER), Peter López (WAYLON JONES), Jorge Urosa y Fernando Lamattina (THIS THING CALLED LIFE), y en sus propias palabras, el nombre lo toman de “… los vientos fríos que recorren el Río de la Plata justo antes de la llegada del invierno, y como arrastrada por ellos, su música viaja desde el crust-punk más crudo, atravesando la amplitud del post-hardcore hasta llegar a los paisajes densos y oscuros del post-metal”. Ahí es nada. La verdad es que además de quedar bastante poético, lo clavan con la definición.

Sin llegar a la media hora de duración, este primer álbum es pura energía en sus diez cortes. Y seguramente para este tipo de grupos con claras raíces hardcore y punk eso es lo más complicado. Conseguir llevar a un estudio (en este caso, los Kollapse de Lugo junto a Iván Ferro; el máster corre a cargo de Brad Boatright en los Audiosiege de Portland) todo de lo que eres capaz en vivo; que en su caso, no es poco (aquí un pequeño ejemplo). Con ‘Ostro’ intentan reflejar la definición de su nombre para después adentrarse en la crudeza absoluta de ‘Bengalas’, desde la que empiezan un ritmo a piñón fijo sobre el que Mario se dedica a escupir sus letras. Ese punch lo mantienen en ‘Soflamas’, y lo suben en ‘Zozobra’, más intensa. Pero es en ‘Renacido’ donde añaden matices a su propuesta, dejando la cera aparte en su tema central y gustándose en la melodía de guitarra en muchos momentos. Su calma final tras la tempestad encaja de maravilla con el interludio ‘Siroco’, con el que dividen el disco en dos.

Tras él, ‘Credo’ nos vuelve a sus patrones (su último minuto, de lo mejor de ‘Yo Soy el Mar’, y lo bordan en una agónica ‘Pompeya’. Con ‘Barlovento’ se gustan, rozando lo extremo en sus primeros compases, un espacio central más ambiental y un desenlace estridente, que de nuevo, se une a la instrumental ‘Lebeche’, que sirve como outro a una descarga de adrenalina de lo más honesta.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.