8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: ALTER BRIDGE / CREED / PROJECTED

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Es innegable que Mark Tremonti no pierde el tiempo. Tardó tres años en dar continuación a su debut, todo lo que era, para empezar una época de lo más prolífica en lo artístico. ‘Cauterize’ (reseña) y ‘Dust’ fueron grabados a la vez, aunque vieran la luz con unos meses de diferencia, después llegó ‘The Last Hero’ con sus ALTER BRIDGE, y ahora es el turno de su cuarto trabajo en solitario. En realidad esa agenda tan estructurada no sorprende durante la última década, igual que la de su compañero de batallas, Myles Kennedy, que hasta ahora ocupaba su tiempo entre disco y disco de AB con Slash, y ante la imposibilidad de éste con la gira de GUNS N’ ROSES, por fin ha conseguido editar su debut bajo su propio nombre. Pero eso lo dejamos para otra review.

Mark ha ido demostrando, además de ser un guitar hero moderno, que su voz tiene la suficiente personalidad como para seguir adelante con su propio proyecto, y no limitarse a hacer coros (y alguna canción suelta) de su gran banda. Dicho esto y a pesar de todo, si algo distingue ‘A Dying Machine’ y cualquier de sus lanzamientos, es de ser discos guitarreros, donde su instrumento es sobre el que giran todos los elementos; incluido el vocal. Pero hay que añadir que su cuarto trabajo es el más compacto y completo de todos los que ha grabado. A buen seguro que algo tiene que ver el equipo que ha formado junto a Eric Friedman (guitarra y bajo en estudio) y Garrett Whitlock (batería), además de Michael “Elvis” Baskette, productor de todos ellos (y de ‘Blackbird’ en adelante en lo que AB se refiere). Que sí, que puede ser visto como una falta de riesgo total y un estado de zona de confort total; pero es que suenan tremendos en ese estado.

Sobre el papel, la promoción giró en torno a tres singles: ‘Bringer of War’, ‘A Dying Machine’ y ‘Take You With Me’. La primera se encarga de abrir el álbum de manera contundente y enérgica, con algunas partes que incluso parecen beber del punk por su ritmo. El tema título es un medio tiempo pesado y largo (se va por encima de los seis minutos), no exento de pegada, mientras que la tercera es el único videoclip oficial editado. Musicalmente muy alegre y accesible, ideal para entrar por los oídos, pero que creo que está por debajo de muchas otras composiciones de las que aquí nos presentan. Si por comercial y de fácil asimilación es, ahí están ‘Desolation’, cercana a lo que entendemos por una balada, ‘Trust’, ‘Traipse’ con sus cambios de ritmo (tras un arranque acústico), la emotiva (aunque algo simple) ‘The First the Last’, o la no menos sentimental ‘As the Silence Becomes Me’. ¡Sería por temas de corte parecido donde elegir!

Pero en el fondo reconozco que cuando Tremonti se pone bruto y salvaje cuando más me atrae su música. Y aquí se ha explayado a gusto, pues se ha ido por encima de la hora de duración el álbum. La velocidad de ‘From the Sky’ encaja a la perfección con sus melodías vocales, ‘Throw Them to the Lions’ es de lo más metálico que ha facturado nunca (y vaya manera de pegale por parte de Garrett), ‘Make it Hurt’ a pesar de bajar algo las revoluciones mantiene esa intensidad intacta, y aunque ‘A Lot Like Sin’ se queda algo entre medias de sus dos vertientes, la salva su solo. Aunque si me tengo que quedar con una, esa es ‘The Day When Legions Burned’, donde pienso que confluyen mejor todos sus puntos a favor. Quizás el cierre con ‘Found’ se lo podrían haber ahorrado, porque no encaja con el resto del disco, pero llega a ser perdonable.

Todas estas valoraciones positivas no son obstáculo para que en muchos momentos se nos pase por la cabeza la pregunta evidente: ¿cómo sonarían estas canciones con la voz de Myles en ella? Porque por mucho que sus caminos estén separados en este momento, y con Kennedy enfocado a otro tipo de música, la mayoría de composiciones de Tremonti encajarían sobradamente en las de su banda madre. Nunca lo sabremos, pero la duda siempre estará ahí.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.