0Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: WHITE ZOMBIE/ MARILYN MANSON / POWERMAN 5000

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Tras algo más de una década activos, WHITE ZOMBIE se disolvieron, habiendo editado cuatro discos de estudio entre 1987 y 1995. Curiosamente, esta separación venía justo después de su obra cumbre, la que les catapultó a la fama. En la primavera de dicho año veía la luz ‘Astro-Creep: 2000 – Songs of Love, Destruction and Other Synthetic Delusions of the Electric Head’, incluía las dos partes de ‘Electric Head‘, ‘Super-Charger Heaven‘ y su tema más icónico, ‘More Human Than Human‘. Antes ya habían tenido cierta repercusión, pero con él pusieron su nombre sobre el mapa, llegando a conseguir ser nominados para los Grammy de 1996, en los que perdieron frente a la interpretación en directo de ‘Happiness in Slavery‘ de NINE INCH NAILS (dos años antes les pasó lo mismo con ‘Thunder Kiss 65‘ y ‘I Don’t Want to Change the World‘ de Ozzy. Pero hasta ese punto llegó su carrera.

Robert Bartleh Cummings colaboró un año después con Alice Cooper para la banda sonora de la serie X-Files con el tema ‘Hand of Death (Burn Baby Burn)’. Con él llegó una nueva nominación para los Grammy en su edición de 1997, para la que también estaba ‘I’m Your Boogieman’ (versión de KC and the Sunshine Band hecha para la banda sonora de la secuela de El Cuervo), perdiendo en este caso frente a ‘Tire Me’ de RAGE AGAINST THE MACHINE. Y de esa manera indirecta, llegó su proyecto en solitario alejado de su banda madre. Entre finales de ese año y principios de 1998 se gestó su debut, ‘Hellbilly Deluxe’, para el que contó con un viejo conocido a la batería, John Tempesta, que estuvo en la última etapa de WHITE ZOMBIE. Junto a ellos estaría MIke Riggs a la guitarra y Blasko al bajo, formación que se mantendría durante sus dos primeros trabajos. Además, contó con colaboraciones como las de Danny Lohner (NINE INCH NAILS) o Tommy Lee (que aparecía en ‘Meet the Creeper’ y ‘The Ballad of Resurrection of Joe and Rosa Whore’).

La pasión de Rob por la serie B y el cine de terror ya se había evidenciado, pero para esta ocasión se multiplicó tanto lírica como estéticamente. Apoyado en los tres singles, videoclips incluidos, sus ventas y fama se dispararon. Y todos ellos los encontrábamos al principio del álbum. Tras la llamada del Zombie llegaban seguidas ‘Superbeast’, ‘Dragula’ y ‘Living Dead Girl’. ‘Dragula’ fue el primero, encontrándonos una versión más oscura y terrorífica de lo que teníamos acostumbrados, con un sampler de Horror Hotel (narrado por Christopher Lee) que rezaba “…superstición, miedo y celos” como intro. En el vídeo se intercalaban escenas de distintas películas con primeros planos de la banda tocando y a Rob conduciendo algo muy parecido al coche de The Munsters. ¿Musicalmente? No dejaba de ser una continuación de lo que ya había hecho en el pasado, con un toque más machacón e industrial.

Después llegaría ‘Living Dead Girl’ (con sampler introductorio también, en su caso del tráiler Lady Frankestein, aunque las referencias cinematográficas van mucho más allá), viéndose las dotes del cantante para la dirección, montándose una película en poco más de tres minutos inspirada en El gabinete del doctor Caligari, con Rob en el papel del propio doctor, y Sheri Moon como la mujer que da nombre a la propia canción. Por último, en ‘Superbeast’ volvíamos a ver a Sheri, esta vez luchando contra un robot y un ninja, mezclada con imágenes de la banda tocando cargadas de cambios de plano y flashes, acordes a su ritmo frenético… aunque, visualmente, de largo era su clip menos inspirado. Como curiosidad, fue coescrita junto a Charlie Clouser (teclista de NIN).

Pero más allá de ese puro escaparate, había mucho más donde rascar. Incluso los interludios ayudaban a meterte de lleno en el universo creado por su líder; en cierto modo, muchos temas quedaron infravalorados. Ahí estaba una de sus composiciones más pesadas, ‘Demonoid Phenomenon’, otra más experimental como ‘Spookshow Baby’ que explotaba en su estribillo, o una muy pegadiza ‘Meet the Creeper’, que tomaba la frase inicial (“… The Devil is all in You”) de la película alemana Mark of the Devil. Aunque si de experimentar se trataba, los ritmos tecno se llevaban la palma en la base de ‘The Ballad of Resurrection of Joe and Rosa Whore’. Como si de un orador se tratara, ‘Return of the Phantom Stranger’ marcaba el final con una atmósfera mucho más ambiental, alargada posteriormente con la outro ‘The Beggning of the End’. Curioso título, porque de principio del fin no tuvo nada viendo lo bien que le ha ido al señor Zombie. Para sus presentaciones, tras unas fechas propias en 1998, acompañaron a KORN en el Rock is Dead Tour en 1999 (estaban al alza tras sus tres primeros trabajos, con el primer Family Values recién terminado… en el que Rob Zombie iba a participar, siendo finalmente sustituidos por RAMMSTEIN debido al alto coste de su producción), continuando por su paso por el Ozzfest del mismo año, ayudando a atraer más popularidad.

Veinte años después ha asentado su formación junto a Piggy D y dos ex-Manson, John 5 y Ginger Fish, con los que ha editado sus dos últimos trabajos. Anteriormente sumó tres más, hasta un total de seis. Entre ellos estuvo una segunda parte de su primer disco, que no llegó a la misma repercusión. Puede que seis discos de estudio en veinte años sean pocos, pero la labor de Rob se encaminó (y se centró durante algún periodo) en la dirección de películas, en las que destacan House of 1000 Corpses, el remake de Halloween (y su secuela) o The Lords of Salem, por citar algunas. Lleva más de un año trabajando en lo que será su séptimo álbum, pero parece que nos tocará seguir esperando.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.