9.75Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
9.8

 

Queen_InnuendoHace pocas semanas nos despertábamos con la noticia de que David Bowie nos había dejado. Dos días antes había cumplido 69 años y había sacado a la venta su vigesimoquinto trabajo de estudio, ‘Blackstar’, cuyos adelantos habían dejado muy buen sabor de boca y, sin saberlo en su momento, daban pistas de que ese era su último baile. Es lo que tienen los artistas elevados a la categoría de genios, que se entregan a su profesión por completo, que hasta el último momento crean. Hace veinticinco años ocurrió lo mismo con Freddie Mercury.

En febrero de 1991 se editaba ‘Innuendo’, la que sería última obra de QUEEN con el vocalista al frente. Después de una década de los 70 buscando su propia personalidad, de crear algunos de los mayores himnos de la música, de una vida de excesos y éxito, de conquistar EEUU a principios de los 80, de experimentar en cada trabajo con su sonido (en algunos quizá demasiado, creando crisis internas), de proyectos en solitario de los distintos miembros, de tomar el impulso necesario para relanzar su carrera a partir de sus veinte minutos en el Live Aid Show del 85, de tocar el cielo con su doble concierto en Wembley en el Magic Tour (más una fecha extra en Knebworth, el que sería su último show), la banda se encontraba en una especie de atípico periodo de letargo, en concreto alejados de los escenarios. Para entenderlo no hay nada como el documental ‘Days of Our Lives’, donde en dos horas la BBC intentó resumir toda su trayectoria. El mismo empieza con unas declaraciones de Freddie en mitad de la citada mítica actuación. “Ha habido muchos rumores últimamente sobre cierta banda llamada Queen… Los rumores dicen que nos vamos a separar, ¿qué os parece? Olvidad esos rumores, estaremos juntos hasta que nos muramos, estoy seguro de eso”. No mentía.

Los rumores también afectaban a una posible enfermedad de Mercury, aumentados por ese descanso de giras. ¿Os imagináis que hubiera sido de QUEEN y de todo lo que rodeó a los últimos años de Freddie de haberse producido en la era digital? Lo hubieran destruido todo de manera instantánea. De hecho ya lo hizo poco a poco la prensa británica amarillista, esa que hoy está tan extendida en la red, no sólo a nivel social, sino en el ámbito concreto musical; la misma que cuando encuentra carnaza, se retroalimenta con cada palabra nueva alrededor de un tema. La banda siguió componiendo y aprovechando la vida al máximo; como habían hecho en el pasado, sólo que de otra manera. Así llegó ‘The Miracle’, y este ‘Innuendo’; entre ambos tuvo lugar la última aparición pública conjunta del cuarteto, en una entrega de premios británica. Durante el proceso, internamente sabían que aquello no iba a durar para siempre. “Cuanto más enfermo estaba, más necesitaba grabar. Necesitaba hacer algo, una razón para levantarse. Fue un periodo de trabajo muy intenso, aunque notábamos como su voz iba perdiendo fuerza” decía Roger Taylor. Y a pesar de todo, consiguieron hacer un trabajo que sigue poniendo los pelos de punta, sobre todo una vez se entendió el contexto en el que fue creado y grabado. Brian May, en la citada película-documental decía que “… fue una época en la que estuvimos muy unidos. Freddie encontró una tranquilidad sorprendente y nunca le escuché quejarse. Era una persona muy fuerte”.  Esa armonía se notaba, por ejemplo, en el vídeo de ‘I’m Going Slightly Mad’, donde tiraban de humor para transmitir un mensaje y donde podíamos ver al cantante en un estado muy desmejorado. Antes había llegado el clip del tema que daba título al álbum, una de sus composiciones más elaboradas donde tenían cabida unas orquestaciones que creaban una atmósfera muy oscura, partes progresivas y un solo de guitarra flamenco para enmarcar. Y todavía tuvieron tiempo para tres más.

Headlong’ sonaba más moderna y animada para el marco en el que se encontraban en ese momento. El deterioro físico se apreció especialmente con ‘These Are the Days of Our Lives’ (escrita por Taylor), en la que ni el blanco y negro conseguía disimular su estado. Fue la última grabación de todos juntos, por lo que su visionado se convierte en un gran ejercicio emocional, más con ese ritmo tan pausado, su letra y el “… I still love you” final. Tanto ésta, como sobre todo ‘The Show Must Go On’ (que cerraba el disco), con el compendio de imágenes de la última década de la banda, fueron una especie de preparación de despedida con más mensaje del que parecían encerrar inicialmente (como decíamos con Bowie en el primer párrafo). La fuerza de su interpretación es de las que pone los pelos de punta, poniendo final al disco en todo lo alto. Entre medias, aunque no ocuparan la primera plana, se encontraba una alegre ‘I Can’t Live With You’, piezas emotivas y ambientales como ‘Don’t Try So Hard’, más experimentales como ‘All God’s People’ y ‘Bijou’ (la segunda, sólo con voz y guitarra, más algún arreglo de sintetizadores), rápidas como ‘Ride The Wild Wind’, y rockeras personificadas en ‘The Hitman’; e incluso encontramos un homenaje a la gata carey favorita del vocalista, ‘Delilah’.

Dos semanas después de sacar ‘Innuendo’ volvieron al mismo estudio de Montreaux para seguir creando, dejando algunos temas (todavía por hacer) cantados para el momento en el que no estuviera, como ‘Mother Love’… que no llegó a termina; fue su última canciónr. Freddie Mercury murió el 24 de noviembre de 1991, dos días después de que se hiciera público que era portador del virus VIH. Pocos meses más tarde tuvo el homenaje que se merecía. Nunca habrá nada que se acerque al concierto tributo a la vida y obra de Freedie Mercury que tuvo lugar el 20 de abril de 1992 en el estadio de Wembley. METALLICA abrió la tarde, y con sets reducidos pasaron por el escenario EXTREME, DEFF LEPPARD, GUNS N’ ROSES y más. Después tendrían lugar distintas colaboraciones de varios de ellos con el resto de QUEEN, a los que se fueron uniendo gente como Tony Iommi de BLACK SABBATH, Seal, George Michael, Rober Plant, Elton John… y especialmente emotivo fue el dúo de David Bowie con Annie Lennox en ‘Under Pressure’. Para enmarcar.

‘Made in Heaven’ saldría a la venta en 1995, un disco donde trabajaron con todas las pistas que dejó grabadas Mercury. A día de hoy, el nombre de QUEEN sigue siendo un referente, y todavía es una máquina de hacer dinero. Innumerables recopilatorios y trabajos en directo, además de distintas reediciones de sus discos siguen siendo rentables. Además, Brian May y Roger Taylor siguieron adelante y en 2004 se juntaron con Paul Rodgers para salir de gira al año siguiente. Con él editaron dos trabajos en vivo y otro de estudio, ‘The Cosmos Rocks’. A finales de 2008 pondrían fin a la relación, iniciando en 2012 una con Adam Lambert, famoso por su paso por American Idol. Con él vendrán a España en mayo de 2016 (más información aquí). Sí, ya lo sabemos. No es lo mismo.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.