He aquí una nueva sección que tiene su origen en el capítulo de Padre de Familia donde Peter Griffin hace un programa en el que explica las cosas que le sacan de sus casillas (what really grinds my gears en inglés); aquí su vídeo.

Y como la original, tiene en su inmediatez su mayor gancho. Hoy (y prácticamente cada día) me saca de mis casillas el que la gente robe (sí, ROBE, con mayúsculas) vídeos de la red, los pase por un editor, meta cuatro letras y su logo, y los haga suyo para beneficio propio. Un ejemplo claro que acabo de ver.

Hace unos meses que Anthony Vincent, autodenominado a sí mismo como Ten Second Songsse convirtió en viral por una canción de LINKIN PARK, ‘In The End’, interpretada en veinte estilos distintos. Hasta el propio grupo la compartió.

Este otro vídeo que os pongo más arriba cuenta con la colaboración de Ken Tamplin Vocal AcademyGabriela Gunčíková.

Acabo de ver el vídeo en otro perfil, de Cristian Alzura, que se cepilla la introducción y la parte final. Y por descontado, los enlaces a cada una de las personas que han hecho ese vídeo. Incluso la canción que interpretan en cada momento, que sí salía subtitulada en el original. Eso sí, su logo queda muy bonito. ¿Es lícito? Yo creo que no. Igual que el hecho de que el vídeo de YouTube que os pongo tenga casi tantas reproducciones como el del perfil de Facebook de este tipo. La gente se suele quedar con el vídeo, con lo que ve, sin investigar en lo que hay detrás; justo lo que han cortado hábilmente.

No cuesta nada hacer las cosas bien y compartir el contenido original. Pero no, hay que usar todo lo que esté a nuestro alcance para llegar al máximo número posible de gente. Así es la era que nos ha tocado vivir.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.