8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: SOCIAL DISTORTION/ METALLICA/ DANKO JONES

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Como en casa en ningún sitio. Eso es lo que debieron pensar VOLBEAT a la hora de grabar un nuevo trabajo en directo. El Telia Parken Stadium presentaba un lleno absoluto con más de 40.000 entradas vendidas (sí, habéis leído bien). En la capital de su Dinamarca natal, y aunque se dirigieran al público en inglés (excepto al principio), el cuarteto montó una auténtica fiesta inmortalizada… hace año y medio. Y es que en la época de los avances rápidos a todos los niveles (digo yo, que en las tecnologías más todavía), sigue habiendo cierto lastre a la hora de publicar tus DVDs/Blu-Ray en un corto periodo de tiempo tras su grabación.

Y es que el ascenso que han tenido en los últimos años ha sido estratosférico, especialmente de ‘Guitar Gangsters & Cadillac Blood’ en adelante; básicamente, una década. Quizá por eso, por liderar unos cuantos festivales, vendes unos cuantos miles de discos y por su influencia descarada de SOCIAL DISTORTION (cuando se viene vendiendo su sonido como algo original y novedoso)… no están bien vistos por toda la parroquia del metal. Pero al César lo que es del César. A favor del concierto, el montaje a lo grande (pantalla trasera, pasarela desembocando en un ring/cuadrilátero, pirotecnia), unas cuantas colaboraciones… En el fondo, más de dos horas de disfrute. En contra, lo típico en estos casos, con un montaje algo mareante por momentos, y que siendo la gira de ‘Seal the Deal & Let’s Boogie’ (su álbum más flojo en años), se centren en él (hasta siete de sus composiciones aparecen).

Sólo hace falta ver que tras la apertura con ‘The Devil’s Bleeding Crown’ (también encargada de abrir su último disco), tiran de hits como ‘Lola Montez’ y ‘Radio Girl’ para meterse al público en el bolsillo. Como decía, muchos de los mejores momentos pasan por los invitados a subirse al escenario. Para ‘Let It Burn’ (con mucho fuego) cuentan con Mia Maja, seguida de una acelerada ‘Doc Holliday’ en la que se nota claramente la influencia de METALLICA en su sonido, igual que después en los riffs de ‘Sad Man’s Tongue’, ‘Slaytan’ o ‘The Everlasting’. Rod Sinclair con su banjo se pasea en varios temas, como ‘7 Shots’, donde no falta Mike Petrozza de KREATOR. Personalmente siempre sentí cierta debilidad por ‘Fallen’, incluida a mitad de set, y como no podía ser de otra manera, marca uno de los puntos álgidos de la noche

También merecen mucho la pena las dedicatorias, que llegan con ‘Ring of Fire’, para la memoria de Johnny Cash, y ‘Goodbye Forever’, donde acompañados de un pequeño coro Gospel, honran a Chester Bennington y Chris Cornell (más imagen que sonido, todo sea dicho). También hay que citar una especialmente emotiva ‘The Everlasting’, con un mar de luces a través de los móviles de los asistentes, dejándonos alguno de los mejores planos del concierto. Mia vuelve a escena junto a Johan Olsen para ‘For Evigt’ (y éste, a su vez, para cerrar el tramo principal del concierto con ‘The Garden’s Tale’, pero es con ‘Evelyn’ con la que revientan el show gracias a la aparición de Barney Greenway de NAPALM DEATH. El primer bis cuenta con el verdadero príncipe de Dinamarca, como lo presentan. Lars Ulrich y su pequeña Tama morada entran en juego para ‘Guitar Gangsters & Cadillac Blood’ y una versión bastante de ‘Enter Sadman’ que se podían haber ahorrado. En la recta final, medley con ‘A Warrior’s Call / The Hangman’s Body Count’, Danko Jones cantando en ‘Black Rose’, una mirada a su debut con ‘Pool of Booze, Booze, Booza’, y un cierre con ‘Still Counting’ que da para reflexionar. El detallazo de subir unos cuantos niños al escenario está fuera de duda; al fin y al cabo, ellos son el futuro. Pero lo que da para pensar es, ¿cómo han conseguido estar ahí, a través de los famosos pases VIP? Pero a lo que voy es que aun sabiendo que era un concierto filmado para su posterior lanzamiento, da pena ver cómo algunos se dedican a grabarlo con sus móviles, y ya no digo los que directamente están mirando sus pantallas. Un final triste para algo que debería ser una fiesta musical y no una muestra de buena parte de lo que es la sociedad actual, más preocupada de las redes que de la vida real y más centrada en algo más allá de lo que tienen frente a ellos.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.