7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: ARCHITECTS / PARKWAY DRIVE / BRING ME THE HORIZON

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Por méritos propios, WHILE SHE SLEEPS se han convertido en esta década como una de las promesas primero, realidades después, sobre la que el giraba el metal moderno europeo. El salto de ‘This is the Six’ a ‘Brainwashed’ fue notable (a pesar de los problemas en las cuerdas vocales de su cantante entre ambos), pero donde pasaron a convertirse en figuras fue gracias a sus directos. Y a pesar de todas esas buenas maneras, seguramente el mayor punto de inflexión llegaría a finales de 2016, con el estreno de ‘Civil Isolation’, adelanto de ‘You Are We’, y anunciando (y apostando) por la autoedición a todos los niveles: desde la salida de sus trabajos, hasta la construcción de su propio estudio.

Ya dimos cumplida cuenta de todo eso en la reseña de su anterior obra, ahondando en las melodías cada vez más presentes en sus composiciones. Sorprendía, pero no chocaba, ya que siempre habían estado ahí. Quizá habían perdido un punto de crudeza y frescura, pero sabían poner todo patas arriba en varios tramos en forma de retazos, o en temas completos como ‘Revolt’. ‘You Are We’ ganaba enteros en dos aspectos: con las escuchas, y sobre todo, con sus presentaciones en vivo, donde la banda se dejaba llevar. ‘So What’ no deja de ser un paso lógico y esperado en su carrera, con un único problema en el horizonte: convertirse en predecibles. Un título del que ya habían dado pistas, y es que Sean Long lo ha llevado en su guitarra desde hace un tiempo (y aquí tenéis la explicación del mismo).

De igual manera que sucediera en el pasado, han sabido manejar las redes de una manera sobresaliente; todas ellas, especialmente la que más al alza está, Instagram. Desde el pendrive (que recordaba a lo que hicieron NIN hace un montón de años) dejado al azar en una localización X, a los primeros datos sobre el pre-order del álbum, pasando por todos los adelantos… y como colofón unos días antes de su salida, un documental sobre la concepción del disco. De primeras pudimos escuchar ‘Anti-Social’, que además, abre el disco. Sí, mucha melodía, pero unos guitarrazos marca de la casa para poner el contrapunto, un Loz pegando algún grito y unos últimos segundos a piñón fijo. Patrones típicos pero tremendamente efectivos, a lo que sumaron un vídeo currado como elemento de atracción.

Con ‘Haunt Me’ era su tramo central el que te ponía en alerta para en el resto de canción mostrarse bastante accesibles; de nuevo, apoyándose en el elemento audiovisual para ayudar al impacto de la propia música. Y con ‘The Guilty Party’ teníamos tanto las partes más agresivas de este trabajo escuchadas hasta ese momento, como las más edulcoradas y limpias. Una buena mezcla que con ‘Elephant’ se confirmaba, aunque dejaba a Loz en una clara posición secundaria; como si de un revulsivo se tratara para sus composiciones, haciendo su aparición para buscar un punto destacable para no caer en la monotonía. Porque esa sensación de linealidad la tenemos en momentos puntuales. Por ejemplo, ‘Set You Free’ parece preparada para ese momento final donde Taylor aparece a reventar; y no digamos ya en ‘Good Grief’, que en apariencia es prácticamente calcada. Ambas seguramente funcionen muy bien en directo por esos últimos segundos.

Pero lo preocupante es que se estén encasillando en un tipo de composiciones que ya te esperas. ‘Back of My Mind’ tiene muchísimos elementos de ‘The Guilty Party’ (a pesar de esa base de fondo que la intenta hacer más oscura), y esas subidas y bajadas tan acentuadas se repiten en cortes como ‘Gates of Paradise’, ‘I’ve Seen it All’ (en las que vuelven a acudir a los “oh oh oh” que ya usaron en el pasado), ‘Inspire’, la propia ‘So What’… Todo se corta bajo unos aspectos similares: melodías pegadizas, Loz en plan diablo de Tasmania, partes más atmosféricas que dan aire a las canciones… Sería una pena que un rodillo como ellos se conviertan en una banda previsible, por mucha energía que desprendan sobre el escenario. Seguramente en el Resurrection Fest, donde son uno de los principales reclamos (y ya actuaron hace tres años) eleven estas nuevas canciones a otro nivel; pero de momento, en estudio, son las que menos me han llegado en su discografía.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.