10Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

Con el año 2000 empezó la era digital. Antes en menor medida, posteriormente de manera masiva, pero la llegada del siglo XXI y el avance de las tecnologías cambió todo, música incluida. Uno de mis mejores amigos, que ya me había descubierto un buen número de bandas llegó con un grupo finlandés totalmente desconocido llamado HIM, que había conocido a través de la película ‘Nivel 13’. Igual de desconocida… al menos para mí.

De hecho, el primer contacto audiovisual con la banda fue en el vídeo de ‘Join Me (In Death)’ de la banda sonora, con imágenes de dicho film. Tardaríamos en ver y saber que se hizo otro después para el single promocional de turno, la denominada ice version. Hubo unas cuantas versiones distintas, pero el CD que nos llegó aquí fue el de doce temas, el que empezaba con ‘Your Sweet 666’. Después comprobaríamos que tenían un disco anterior con una versión y no tan pulida; vamos, lo que venía a ser la banda en crudo. Lo mismo con el cover de ‘Wicked Game’ de Chris Isaak, que regrabarían para este álbum. Con la publicación de un segundo vídeo de la última, con la citada ‘Join Me’, y los clips de ‘Right Here In My Arms’ y ‘Gone With the Sin’, evidenciaron la importancia que le daban a su imagen. Y eso que cada uno de los temas era distinto del anterior. Uno rápido y algo más rockero, otro íntimo y melancolico, una versión… Aunque si de imagen se trata… ¿hace falta hablar de la presencia de Ville Valo? No fue hasta su cuarta obra, ‘Love Metal’ (etiqueta con las que les catalogaron en los comienzos, y de la que renegaron de primeras), que se quitaron del medio la típica portada con su frontman en ella y recurrieron a su otro símbolo, más eterno: el heartagram.

Además, también se sacaron de la manga un single promocional de ‘Poison Girl’, publicando un nuevo videoclip con imágenes en directo. Sorprende, con el paso del tiempo, que no se decantaran también por uno tan pegadizo como ‘Razorblade Kiss’, porque era un tema que lo tenía todo para la causa, sobre todo con esa letra marca de la casa. La tristeza y sentimiento de cortes como ‘Bury Me Deep Inside’, ‘Heaven Tonight’ y ‘Resurrection’ contrastaba con el ritmo de ‘I Love You’ y la energía de ‘Death Is In Love With Us’. En aquellos años, o te hacías con todos los singles con sus correspondientes caras B o ediciones especiales, o se te pasaban por alto temas como ‘One Last Time’ (semiacústica) o ‘Sigillium Diaboli’, seguramente lo más trallero que hayan hecho nunca (dentro de sus límites). También una oscura y decadente ‘Dark Secret Love’ y ‘The 9th Circle’. Ninguna tenían nada que envidiar a los doce cortes de la edición original. Incluso había otra notable versión (en directo), la de Billy Idol y su ‘Rebel Yell’; y por la época participaron en un tributo a TURBONEGRO con ‘Rendezvous With Anus’. Ahora (volvemos) a coleccionar vinilos, y antes era un single detrás de otro. Pero es que algunos incluían algunas joyas que de otra manera no podías disfrutar.

Volviendo al estilo tan marcado, en algunas revistas de la época ya salió la etiqueta love metal para definir su propuesta, por el contenido romántico (a la par que dramático y doloroso) de las letras. Casi a la par que ellos salieron otros como THE 69 EYES (con los que colaboraba su cantante), TO/DIE/FOR (también recordados en la web), ENTWINE, algo antes CHARON, pero ninguna consiguió acercarse siquiera al mismo éxito. Además, el mencionado tirón de Ville Valo era más que evidente, por lo que se empezó a explotar esa faceta. Aunque su popularidad fue a más con el paso de los años, tanto aquí (recuerdo una gran masa de gente en la firma que hicieron en la desaparecida Madrid Rock para ‘Deep Shadows and Brilliant Highlights’) como en todo el mundo, la calidad de sus composiciones fue bajando más y más. Siguieron facturando singles de relumbrón, incluso ‘Venus Doom’ fue un disco al completo de notable alto, pero se acomodaron en cierto modo más de la cuenta y flojeaban en directo. En realidad, objetivamente, lo hicieron casi siempre. Su progresión se puede ver en un documental/entrevista en el que Loudwire entrevista a su líder y repasa su carrera disco a disco; incluida su amistad con Bam Margera, que en pleno fenómeno de Jackass, les abrió las puertas del mercado (¿o sueño?) norteamericano. Tras unos últimos trabajos más irregulares, y tras cuatro años sin sacar material, «… después de un cuarto de siglo de amor y metal entrelazados, sentimos sinceramente que HIM hemos recorrido un curso antinatural y debemos decir adiós para dar paso a lugares de interés, olores y sonidos aún inexplorados. Seguimos los patrones, resolvimos el rompecabezas y giramos la llave.». Palabras de Ville Valo para anunciar una gira de despedida que arrancaría en Barcelona, en junio de 2017, y terminaría en la nochevieja del mismo año en el Helldone de Tavastia, Helsinki. En la web dedicamos a los fineses un reportaje de despedida eligiendo 26 de sus canciones más representativas en sus 26 años de trayectoria.

La actividad musical no cesaría para algunos de ellos. Tras su final, Linde fundaría junto a Gas Lipstick (que en la última etapa había dejado su puesto en la batería a Jukka «Kosmo» Kröger) FLATH EARTH, banda en la que cantaba Anthony Pikkarainen y en la que estaba el ex-bajista de AMORPHIS Niclas Etelävuori. ‘None for One’ saldría a la venta en 2018, y todavía siguen anunciando conciertos. Por otro lado, Valo pondría su nombre por delante en el proyecto junto a sus compatriotas AGENTS… cuyo origen se remonta el siglo pasado; y es que el cantante ya interpretó algunas piezas junto a ellos en 1999 (aquí tenéis una muestra). En febrero de 2019 editarían un debut titulado ‘Ville Valo & Agents’, muy alejado de lo que nos tenía acostumbrado; incluso han adaptado a su estilo ‘When Love and Death Embrance’. En una onda más conocida, recientemente levantó un nuevo proyecto, VV, con el primer volumen del EP ‘Gothica Fennica‘ como carta de presentación. Para gustos los colores, pero como aquel romance de sus primeros años, ninguno.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.