8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votos)
8.5

En el reportaje de ‘Metallica en 50 canciones’ que se puede leer en esta web se incluyeron cinco de ‘Ride the Lightning’; aunque sí, todo ese tipo de tops terminan teniendo un punto de subjetividad. Echando la vista a aquella época, antes incluso de su salida, el grupo actuó por primera vez por Europa como cabezas de cartel junto a TWISTED SISTER (sí, curiosa mezcla); y coincidiendo con el trigésimo aniversario, un canal alemán ha emitido un documental de media hora de duración sobre aquel concierto en De Westereen, con entrevistas a los implicados y anécdotas. Aunque en esa misma onda, Rockhall.com entrevistó a Flemming Rasmussen, el productor responsable del disco… así como de ‘Master of Puppets’ y ‘… And Justice For All’. Y es que en 2019 METALLICA sigue dando que hablar prácticamente cada semana, sea por cumpleaños de sus trabajos, giras o cualquier otro tipo de efeméride. En la citada charla con Rasmussen, podíamos descubrir que aunque su favorita sea ‘Welcome Home (Sanitarium)’, otra de las que más orgulloso está es de lo conseguido por ‘Creeping Death’. Aunque fue RollingStone.com la que más se extendió en rememorar aquella grabación preguntando tanto al productor como a Lars Ulrich y Kirk Hammet sobre la experiencia. El título vino de la lectura por parte del guitarrista de ‘The Stand’ de Stephen King (traducido aquí como ‘La Danza de la Muerte’), en el que sale la frase ‘Ride the Lightning’. Se desplazaron a Copenhage porque salía más barato, Lars era danés y RAINBOW había grabado allí ‘Difficult to Cure’.

Su debut estaba compuesto casi en su totalidad por James, Lars y Dave Mustaine, mientras que aquí Cliff y Kirk tuvieron algo más de mano. Por ejemplo, el ex-miembro de EXODUS usó algunos riffs de su anterior banda para ‘Creeping Death’ y ‘Trapped Under Ice’. Curioso que para la primera se inspiraran en las diez plagas narradas en el Exodus de la Biblia. El bajista fue la pieza clave a la hora de meter más melodías y abrir el abanico de estilos en el grupo. Así se nota en la intro acústica de ‘Fight Fire With Fire’ (ese tema en directo en aquel momento, de lo más incendiario que tienen) en la semi-power-ballad (toma palabra) ‘Fade to Black’, en su aportación al inicio de ‘For Whom the Bell Tolls’ o la maravilla instrumental que hicieron en ‘The Call of Ktulu’ (y cuya fórmula repetirían en sus dos siguientes trabajos). Alejado de cualquier moda y fiel a su propio estilo, era el punto peculiar que necesitaba METALLICA, más allá de su innegable calidad con el bajo. En cualquier entrevista que se hable sobre Burton, las palabras de alabanza hacia él son constantes. Pero recuerdo siempre una de Jon Zazula, director de Megaforce Records junto a su esposa Marsha (los que lanzaron a los cuatro jinetes del apocalipsis, vaya), en las que decía que mientras los demás se pasaban el día de fiesta (lógico, tenían poco más de veinte años), Cliff sacaba tiempo para pasar el rato con la hija del matrimonio y contarla cuentos. Lo que en todo grupo de amigos viene a ser la parte racional que equilibra a todos los demás. Había vida más allá de la velocidad y cera que repartían en su debut, la perfeccionaron en ‘Master of Puppets’, su obra cumbre, y desde la muerte de Cliff empezaron los mayores cambios musicales de su carrera. Composiciones más extensas y elaboradas, mainstream, derroteros alternativos… Y es que casi cuarenta años en esto dan para mucho.

Durante su festival Orion Music + More en 2012, siendo los cabezas de cartel en ambos días, era lógico que cambiaran buena parte del repertorio (lo que hacen habitualmente cada noche). La gira estaba encuadrada en la del vigésimo aniversario del Black Album, así que la primera noche lo interpretaron en su totalidad. Lo que nadie esperaba al día siguiente es que hicieran lo mismo con ‘Ride the Lightning’, y de igual manera, en orden inverso al original, empezando con ‘The Call of Ktulu’ y terminando con ‘Fight Fire with Fire’, estrenando en directo por primera vez ‘Escape’. No deja de ser curioso que a día de hoy todavía haya temas más que olvidados y que estaban en el más absoluto ostracismo, recuperados para la causa. Y los que todavía les quedan…

En el año 2016 editaron dos box-sets de lujo con reediciones tanto de éste como ‘Kill’em All’ (aquí su reseña), y es que la maquinaria de hacer billetes de los cuatro jinetes no para. No deja de ser curioso que es una de esas pocas bandas que tras casi cuarenta años, no ha sacado ningún recopilatorio… pero no para de traer nuevos elementos para sus seguidores. En 2019 siguen siendo de las bandas que más ingresos genera en directo (con el tema de las reventas en el punto de mira recientemente), ahora sacan puzzles de las portadas de sus cuatro primeros trabajos, en septiembre celebran el vigésimo aniversario del ‘S&M’ con dos nuevos conciertos en San Francisco… ¿Qué será lo próximo?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.