6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 

anthraxforallkingsEntre los cuatro grandes del thrash, ANTHRAX siempre fueron vistos un poco como los raros. Al menos, los más valientes en su estilo. Ahí estaba su estética con bermudas, su ‘I Am The Man’ o la colaboración con PUBLIC ENEMY en ‘Bring the Noise’ (del que hablamos en nuestro reportaje sobre la expansión de la música), una década de los 90 con cambio de vocalista incluida en la que trazaron su propio camino con un sonido más personal… Siguieron a su bola, sin importar lo que dijeran ni atándose a modas… hasta que entramos en el nuevo siglo. A pesar de un sobresaliente ‘We’ve Come for You All’ todo se fue torciendo con cada decisión que tomaron. Idas, venidas, despedidas, vueltas, nuevos cantantes que salen por la puerta de atrás… Hasta siete años les llevó volver a centrarse y encontrar la senda perdida, con Joey Belladonna retornando a estudio veinte años después.

Su reputación seguía ahí, pero se habían dejado parte de su credibilidad. La recuperaron con la salida de ‘Worship Music’, una obra a la altura de las circunstancias que mezclaba el sonido de su época más clásica con las tendencias más modernas que habían explorado en su etapa con Bush. Personalmente siempre me quedaré con John como cantante (a gusto personal), pero la vuelta de Belladonna fue más que digna. Al menos entonces. Treinta y cinco años llevan en activo, y parece que les queden unos cuantos más. Mientras sigan manteniendo el tipo (que lo hacen) en directo, da igual el tipo de discos que saquen. Por esa razón, ‘ForAll Kings’ está pasando más desapercibido que su predecesor. Puede que ‘Worship Music’ además creara más expectación por llevar ocho años sin editar nada, por la vuelta del cantante de su formación más clásica… pero lo que nos encontramos esta vez en buena parte de los temas es una banda inofensiva. Quizá porque con la música no ofenden demasiado, Scott Ian se desmarcaba recientemente con unas declaraciones en las que, literalmente, afirma que si pudiera, se cargaría internet. «Tenemos una legión de fans leales que compran nuestros discos porque quieren el formato físico. Si pudiera hacer desaparecer internet, lo haría, porque la música sería una experiencia mejor para todos. Ha devaluado la música con el todo-gratis. Sería mucho mejor el negocio musical sin la red». Quizá no ha caído en la cuenta de que para hacerse escuchar al respecto, ha recurrido al canal de YouTube de su sello actual; sí, ese que está alojado en la red y al que tenemos acceso inmediato. Y seguramente se comparta (junto a otro montón de entrevistas y artículos) en sus redes sociales (o en otras) con el fin de llegar de manera instantánea a sus seguidores y mantener un contacto directo, aunque sea a través de dispositivos móviles y a través de una pantalla.

Sin divagar más, al disco.La intro de ‘You Gotta Believe’ no pasará a la historia como uno de los mejores minutos y medio para abrir un disco. Al menos con el riff principal sí nos ponen en alerta; la marca de la casa de Scott Ian está ahí, pero el pasaje instrumental ambiental (para volver al final con un desenlace cañero) corta bastante el ritmo. La chispa que muestran de manera moderada se enciende también en cortes como el que da título al álbum, muy en la onda de su anterior entrega, en ‘Suzerain’ (esa contundencia guitarrística hubiera quedado de lujo con la voz de Bush), con el adelanto que ofrecieron hace unos meses, ‘Evil Twin’ (¿cómo no iban a apostar sobre seguro?), o en el cierre con ‘Zero Tolerance’, muy thrasher y con la dosis justa de velocidad; apurando, incluso en ‘This Battle Chose Us’, que aunque por momentos parezca una cara B, remonta el vuelo en su parte final gracias al solo y a la rapidez en su ejecución. Pero entre medias no dejan tan buenas sensaciones.

Hay grupos a los que les sale bien arriesgar, y a otros no. En el caso de ANTHRAX en el pasado, cuando lo hicieron, a pesar del pensamiento cerrado de muchos, salieron airosos. Pero en el presente no tanto. ‘Monster at the End’ es un medio tiempo donde Joey destaca vocalmente, pero en el que sus compañeros se mueven en un terreno más cercano a un hard rock insulso. En ‘Defend Avenge’ y ‘All of Them Thieves’ ocurre lo contrario: composiciones por momentos alocadas, donde es la parte instrumental la que es sobresaliente, y donde el cantante no termina de encajar. Una pena que apuntando alto se queden en terreno de nadie. Es algo que también les pasa con las canciones más largas. ‘Breathing Lightning’ intenta llegar a ser épica sin conseguirlo del todo, mientras que ‘Blood Eagle Wings’ se extiende más de lo necesario; se agradece que intenten algo parecido a ‘In The End’, que tan bien les quedara en ‘Worship Music’, pero no llegan a ese nivel repitiendo la fórmula. ‘For All Kings’ no es un mal disco en absoluto, pero termina haciéndose algo pesado en sus cortes menos directos; y es lo que deberían cuidar un poco en su presentación en vivo.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.