7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
5.2

 Grupos relacionados: MASTODON / KYLESA / BLACKFIELD

web-logo-md Facebook_-_iconotwityoutube

Hacíamos alusión en la reseña de ‘Purple’ las dificultades por las que pasaron BARONESS tras la salida de su ‘Yellow & Green’. El 15 de agosto de 2012 marcó un antes y después en la trayectoria de la banda con el accidente de tráfico que tuvieron en Bath. De la formación original sólo queda John Baizley; Allen Blickle y Matt Maggioni lo dejaron unos meses después del suceso (Sebastian Thomson y Nick Jost ocuparon sus puestos), y año y medio después de la salida de su citada cuarta obra, era Peter Adams el que abandonaba el barco. Desde entonces, han pasado dos años en los que el grupo se ha rodado con la actual formación.

El puesto de guitarrista fue para Gina Gleason, que además de haber pasado por grupos de versiones, tenía el papel de The Muse en la función del Cirque du Soleil en la función de Michael Jackson: The One (aquí la podéis ver en acción). En directo ya habíamos podido comprobar, además de su energía, lo bien que funcionaba su voz junto a la de John, pero fue con el primer adelanto, ‘Borderlines’, cuando fuimos realmente conscientes de esa conjunción de registros; tanto con su hipnótico y psicodélico vídeo, como con una posterior toma en directo que publicaron unas semanas después. Ya lo dijimos en la crítica de su predecesor, pero es que la evolución de BARONESS es un hecho desde hace años, dejando aparcado su lado más pesado y sludge y centrándose en terrenos mucho más melódicos, y hasta cierto punto, progresivos.

El sonido tan limpio era otro de los puntos destacables… y no necesariamente para bien en todos los aspectos. No fueron los pocos los comentarios en YouTube que aludían a una producción que deslucía el trabajo final, acrecentándose estos con el estreno de ‘Seasons’. Sebastian y Nick tomaban el mando de entrada, quedando las guitarras en un segundo plano hasta que el tema despuntaba. Y es que por mucho que en algún momento el sonido pueda notarse apagado, la línea de bajo es una auténtica gozada. Y es que esa sensación se extendía en ‘Throw Me An Anchor’, pues siendo la más animada y dinámica de las que habíamos podido escuchar hasta ese momento, le faltaba algo; un poco de punch, más garra… algo. Encarando el tramo final de promoción previo a la salida del álbum, una acústica y emotiva ‘Cold Blooded Angels’, estrenada por Revolver en un bonito paraje natural, ponía la guinda final… o más bien un punto y seguido a esta nueva etapa. Evidentemente, en ese formato sonaban todavía más tenues de lo que nos tenían acostumbrados. El día de la puesta en largo de ‘Gold & Grey’ la pudimos escuchar en su versión original (con una primera mitad similar, y una segunda eléctrica más animada), además de ver el vídeo de ‘Tourniquet’:  algo así como una especie de medio tiempo en el que predominan las atmósferas envolventes, y en el que se aprecia no sólo la nueva senda por la que han apostado, sino que su sonido es totalmente intencionado. Para bien o para mal.

¿Y cómo encajan todas ellas en la hora de duración del resto de composiciones? Para empezar, ese listado de temas era engañoso hasta cierto punto, con unos cuantos interludios que, en su mayoría, aunque tengan el máximo de los sentidos para ellos (como hilos conductores, supongo), no aportan demasiado. ‘Front Toward Enemy’ es un intento de empezar de la manera más directa posible, tirando en algún momento de distorsión (moderada), pero según entra ‘I’m Already Gone’ se nota el gusto que han cogido por lo ambiental. Éste funciona a las mil maravillas con Gina y John cantando a dúo en ‘I’d Do Anything’, que si bien en concepción es simple, se corona como uno de los momentos destacados del álbum. La chispa se apaga con los citados interludios y canciones como ‘Emmett – Radiating Light’, de corte acústico, para encenderse de nuevo en ‘Broken Halo’, una especie de resurgir… que se termina quedándose a medio gas por un sonido que no le hace justicia, difuminándose por completo con una outro como ‘Can Oscura’, que a su vez sirve de antesala a ‘Borderlines’. Demasiado relleno en esta parte final con una más, ‘Assault on East Falls’, previa al cierre con ‘Pale Sun’, de nuevo en una onda experimental. Cuando casi todos los comentarios/reseñas de un disco coinciden en aspectos concretos, por algo será. BARONESS han asumido riesgos en su sonido y evolución, y ‘Gold & Grey’ es un más que buen trabajo. Pero al fin y al cabo, uno al que le sobra minutaje y en el que su sonido final no termina de enganchar. Y al final, el pensamiento es que lo mejor lo pudimos escuchar antes de ese 14 de junio en el que salió a la venta. Habrá que ver cómo funciona en directo; de momento, con este miniset en el K!Pit de Kerrang tenemos una pequeña muestra de la mano de ‘Seasons’, ‘Borderlines’ y ‘Can Oscura’ junto a temas antiguos. Suenan mejor en vivo (a pesar de los gallos vocales), ¿no?

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.