8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

 Grupos relacionados: DEAFHEAVEN / CHELSEA WOLFE / EMMA RUTH RUNDLE

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Siendo lo más sincero posible, desconocía la existencia de BRUTUS hasta el momento que fueron una de las confirmaciones de las primeras tandas de la edición 2019 de Download Madrid. Y no fue hasta que alguien me los recomendó que los escuché, con la consiguiente (agradable) sorpresa al ver el primer adelanto de éste, su segundo álbum.

Aquel tema era ‘War’, y mi atención se la llevaba por completo Stefanie, primero por su sentimiento a la hora de cantar, después por su fuerza dándole a la batería, y por último por la intensidad con la que afronta la segunda mitad de la canción. Mientras, Stijn (guitarra) y Peter (bajo) construían un muro sónico con sus instrumentos a medio camino entre el post-rock y el hardcore. Y aunque fuera una toma grabada en directo, la de estudio no tiene nada que envidiar en ningún aspecto (si acaso, incluso está más pulida). Después llegaría ‘Cemetary’, que si bien no tenía esos cambios de ritmo tan acentuados, poseía la misma energía que su predecesora y un aire más atmosférico en algunos tramos que le daba cierto encanto cercano a CHELSEA WOLFE. Eso sí, personalmente, el vídeo no me convenció nada.

Una semana previa a la salida publicaron el audio de ‘Django’, más machacona en su ritmo, incluso repetitiva, pero que tenía en las melodías voz su principal gancho. Y es que vaya melodías, no sólo en ella. Antes, en el álbum completo, tenemos la apertura con ‘Fire’, en la que después de un minuto ambiental, arremeten con potencia en su vena más core, y sumergirnos en una montaña rusa de giros y pasajes con los que atrapan. Da igual que se trate de cortes más lentos y densos como ‘Techno’ (seguramente, la segunda pieza más trabajada en el aspecto instrumental) o ‘Distance’, que se dejen llevar por su lado más frenético como en ‘Horde V’, o que mezclen ambos en ‘Carry’ y ‘Blind’: no pierden un ápice de garra. Donde sí la dejan de lado es en ‘Space’, abrzando por completo su lado ambiental, y en la que el bajo manda para crear una especie de interludio que sirve como introducción al tramo final del álbum. El colofón llega con ‘Sugar Dragon’, casi ocho minutos donde tienen cabida casi todas sus influencias y en la que mejor personifican hacia dónde pueden ir, apartando un poco el hardcore (aunque nos regalen un punto muy DEAFHEAVEN), y centrándose en la firmeza de la propia composición.

Se agradecen propuestas como ésta, y siempre es agradable seguir destapándose con descubrimientos como BRUTUS, aunque el trío belga lleve en activo más de cinco años. Con un trabajo como ‘Nest’, merecen cierta notoriedad que espero que consigan.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.