9.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Grupos relacionados: THE DILLINGER ESCAPE PLAN / NINE INCH NAILS / VEIN

 web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

The next big thing. El futuro del metal. Lo que sea. Pero CODE ORANGE son una de las bandas del momento. En realidad lo llevan siendo sobre todo desde ‘Forever’, que tan buenas críticas les generó; y es que el saltó de ‘I Am King’ a su segunda obra, al amparo de Roadrunner, fue abismal a todos los niveles. El espaldarazo más reciente lo han tenido con las declaraciones de Corey Taylor procamándolos, junto a KNOCKED LOOSE, HO99O9, lo que decíamos en la primera línea de esta reseña. Y es que con ‘Undernearth’ han ido un paso más allá, empezando por ese halo de misterio y falta de accesibilidad hacia ellos, recuperando algo de tiempos pasados.

¿Por qué empiezo diciendo eso? Pues porque me parece curioso. De un tiempo a esta parte, concretamente desde el mediados del pasado mes de diciembre, no había ni rastro de publicaciones en su Instagram. En aquel momento empezaron toda la promoción relacionada con su tercer disco de estudio de una manera enigmática, con flashes, imágenes inquietantes por aquí, fotos de promo distorsionadas por allá… Vamos, que sabían lo que hacían para generar una expectación que distaba mucho de todo lo genérico que abunda en la actualidad. Hablo de la cuenta oficial y las particulares de cada uno, repitiendo algunos de ellos las mismas publicaciones. Todos a una.

Para entender un poco de qué va ‘Underneath’ voy a dar dos referencias. Por un lado, la reciente entrevista a Morgan Faith en la Rockzone nº 167 del mes de marzo de 2020, en la que se nota la ambición que tienen, con las cosas muy claras… y que por momentos, se puede confundir con prepotencia (cerca del final, llega a declarar que “… nos han criticado porque parecemos demasiado serios o como que nos damos demasiada importancia, pero eso es porque no nos exponemos como hacen otros artistas colgando cualquier bobada. Las bandas que nos gustaban no se exponían”). Por otro, el doble vídeo que se podía ver en Revolver en verano de 2018, con el propio Jami en uno, y Shade Balderose en otro, en el que explicaban su admiración por NINE INCH NAILS. El primero, por ‘Broken’ y ‘The Downward Spiral’, y como toman de ellos el proceso creativo de llegar a un todo a través de piezas muy distintas. El segundo habla sobre el impacto que tuvo sobre él dicho EP a nivel musical, pero también visual, con la película que lo acompañó (y como influyó en cierta manera en el vídeo en 3D de ‘The Mud’).

Seguramente, para comprender todo lo que da de sí el disco, el mejor ejemplo sea su presentación en directo; algo que cuadra y enlaza con ‘My World’, presentada hace poco más de un año. Algunas reseñas ya lo han pintado como lo mejor del año (Kerrang!, sin ir más lejos), pero lo que tenían preparado para su presentación va todavía más allá. Ante la creciente pandemia del COVID2019, se vieron obligados a cancelar su concierto en el Roxian Theatre de Pittsburgh… para hacerlo a puerta cerrada y retransmitido por Twitch. Sí, quizá es hacia donde puede ir el futuro, quién sabe. Pero ahí, en esa hora donde estrenaron la mitad de las canciones que componen el álbum, es donde realmente se ve todo el trabajo y concepto que hay detrás. Sí, también tocaron tres temas de ‘Forever’, ‘I Am King’ y ‘My World’ de su debut, e incluso ‘The Hunt’. Pero por encima de todo, querían demostrar todo lo que tenían preparado para su obra más perfectamente calculada. Sí, ese acercamiento a su idealizado ‘Broken’, pero a su manera.

En su juego de ser imprevisibles, avanzaron el tema título a comienzos del año. ‘Underneath’ bebía mucho de ‘Pretty Hate Machine’, y junto al maquineo, Reeba Meyers se convertía en protagonista con sus melodías… con el contrapunto ideal de la ira de Jami en sus partes. Alguna similitud había con ‘Bleeding in the Blur’, pero de una manera revisionada… y en su ámbito audiovisual nos daba pistas de algunas cosas. Para empezar, ya se sabía que ahora los antiguos Kids no eran cuatro, ya que Dominic Landolina se incorporó al poco de la salida de ‘Forever’ para convertirlos en quinteto. Pero al final del videoclip que se pueden ver sobre estas líneas, tras la puerta corredera, se intuía un batería con una máscara semitransparente (… que no le dejaba ver la cara).

Con el estreno de ‘Swallowing the Rabbit Whole’ (en el que también se puede escuchar la intro ‘(deeperthanbefore)’), que abre el álbum, empezamos a obtener respuestas a nuestras preguntas y a ver por dónde van a ir los derroteros del álbum. Para empezar, Jami deja de estar tras la batería (en estudio sí se encarga de ella), y la banda automáticamente se convierte en sexteto. Para seguir, han añadido más capas a su propuesta, haciendo que su sonido sea más complejo y por momentos, complicado de escuchar. Para apreciar todo lo que han hecho es indispensable ponérselo a buen volumen y con cascos para escuchar esa cantidad de detalles, arreglos y… glitches. Porque sí, hay un montón de ellos de manera intencionada, que en el propio videoclip se encargan de enfatizar con el formato audiovisual, claro. Totalmente enfermizos y catárticos.

Uno de los mejores ejemplos de todos esos “fallos” lo encontramos en una enfermiza ‘In Fear’, en cuyos poco más de tres minutos condensan todo lo mejor de su sonido: electrónica, math, hardcore, breaks… Todo eso, junto, desemboca en una enfermiza y agobiante ‘You and You Alone’, donde despliegan su lado más directo y abrasivo. Pero claro, su música es de contrastes, y estos los encuentran en las suaves melodías de ‘Who I Am’, con Reba otra vez mandando y atrapándote con su voz, para de nuevo volver a dar la vuelta a todo con ‘Cold.Metal.Place’. ¿Cómo es posible que cambien tanto en tan poco tiempo? Por lo que Morgan decía: encajan distintas piezas y hacen un todo con ellas. ‘Sulfur Surrounding’ es todavía más accesible de lo que fue en su momento ‘Bleeding in the Blur’, retomando más adelante una atmósfera cercana en ‘Autumn and Carbine’. ¿Queréis trallazos directos al grano? ‘Erasure Scan’ suena amenazante, y ‘Last Ones Left’ y ‘Back Inside the Glass’ tienen esa violencia de sus inicios más crudos, completando el tramo más intimidante del álbum. Antes, con ‘The Easy Way’, rendían pleitesía al lado más experimental y ambiental de Reznor. Después, sólo queda de nuevo su vena más alternativa en ‘A Sliver’ (de nuevo, con un montón de añadidos por encima) y la ya mencionada canción que da título al disco.

‘Underneath’ es uno de esos discos complicado de escuchar, pero que para quien tiene mente abierta, se convierte en una delicia. No sé si llegará a ser una obra de culto, un referente para quienes vengan detrás, o si el grupo se hará más grande con una propuesta tan difícil de asimilar en algunos momentos. Pero por valor y por calidad no va a ser. Puede que con estos casi cincuenta minutos de música, sin pretenderlo, hayan creado la banda sonora para el momento actual que nos ha tocado vivir con el COVID-19 en un planeta que parece sacado de Matrix, cargado de frustración, ansiedad, confusión e intriga. Ojalá pronto dejemos atrás todo este miedo y podamos disfrutar de ellos por todo el mundo.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.