Un año y tres meses después, METALLICA volvían a España. En febrero de 2018 llenaron dos noches consecutivas el Wizink Center de la capital, así como el Palau Sant Jordi de Barcelona presentando un notable ‘Hardwired… to Self Destruct’, una gira que se sigue extendiendo en la actualidad… sólo que en esta ocasión, en su tramo europeo, duplican (o triplican) el aforo de los recintos en los que tocan, apostando por estadios y lugares al aire libre para esta época del año.

El lugar elegido en Madrid fue el controvertido Valdebebas – IFEMA, que tantos quebraderos de cabeza dio en verano del pasado año en el Mad Cool, especialmente en su primera jornada. A favor tenían, como novedad, los grupos acompañantes. Unos prometedores BOKASSA (que esta misma semana entrevistaron ScienceofNoise) están ante la oportunidad de su vida, y claro, quieren aprovecharla; no todos los días recibes elogios por parte de Lars Ulrich. Por pocos seguidores que hagan en esta serie de fechas, algo conseguirán; y entre medias, si se tienen que ir a Sevilla a tocar con nuestros amigos de CATORCE, lo hacen. No tuvieron buen sonido, el recibimiento fue frío ante una propuesta que seguramente no cuaje entre los seguidores de los Four Horsemen, pero a buen seguro que alguien atenderá a la salida de ‘Crimson Riders’, su segunda obra a ver la luz el 21 de junio, y de la que nos brindaron algunas en su set como ‘Mouthbreathers Inc.’ o ‘Vultures’, cerrando con ‘Walker Texas Danger’ de su debut, ‘Divide & Conquer’. Cumplidores y con ganas.

Para GHOST no es algo nuevo eso de salir a un escenario tan grande ante un público tan masificado, habiendo sido, por ejemplo, teloneros de IRON MAIDEN en Norteamérica. Como ente propio, sus últimos pasos por nuestro país fueron en el WiZink Center en formato reducido y en Razzmatazz; como parte de festival, fueron cabezas de cartel del último Resurrection Fest. Lo que queda claro, es que el ascenso en sus diez años de trayectoria ha sido meteórico gracias a la persona de Tobias Forge. ‘Prequelle’ y ‘Meliora’ son los cimientos sobre los que se construye la gran parte de su set, con hits como ‘Rats’ (precedida de ‘Ashes’), ‘Faith’ o ‘Miasma’ (con el numerito del solo de saxo por parte del Papa Zero) por un lado, y por otro una cañera ‘Mummy Dust’, la espiritual ‘Absolution’, una oscura  ‘From the Pinnacle to the Pit’ y el single ‘Cirice’. No tenían mucho tiempo, y las concesiones a anteriores trabajos pasaron por ‘Year Zero’ y ‘Ritual’, cerrando con una ‘Square Hammer’ de ‘Popestar’, sirviendo de antesala la bailonga ‘Dance Macabre’. Vale, tampoco era su público, el sol no les hace justicia, el sonido no fue todo lo bueno que merecían, pero Cardinal Copia es un tipo tan peculiar en escena que sabe ganarse a la gente.

Y llegó el momento, todavía con algo de luz natural, que deslució el comienzo de concierto. La ya clásica ‘The Ecstasy of Gold’ dio entrada a la cinta de intro de ‘Hardwired’, explotando con su riff inicial y poniendo las revoluciones bien altas para incitar después a corear las partes de Marianne Faithfull en ‘The Memory Remains’; sí, ‘Reload’ (y otros) fueron (y son) muy criticados, pero es tocar ésta, ‘Fuel’ y otras, y la gente se entrega por completo. También fueron sorpresas ‘Disposable Heroes’, ‘The God that Failed’ o ‘No Leaf Clover’ (que ya tocaron diez años atrás en el propio Palacio madrileño, e incluso más atrás, en Zaragoza en el 2004) como parte de esos temas que van cambiando y rotando durante sus giras… y que a veces, no tienen del todo sus mejores interpretaciones. También sorprendió ‘St. Anger’, que están alternando con ‘Frantic’ en este inicio de fechas. Como partes fijas, ‘Here Comes Revenge’ y ’Moth Into Flame’ en su tramo central, con el batallón habitual de himnos que no pueden faltar. ‘Sad But True’ te da el punto heavy que necesitas, ‘One’ y sus lásers te meten en trance, y un combo con ‘Master of Puppets’, ‘For Whom the Bell Tolls’ y ‘Creeping Death’ pone de acuerdo a más de sesenta mil personas; eso es un hecho. Lo que sigo sin ver, y ya me cansa, es ‘Seek & Destroy’ como punto y seguido antes del bis; tampoco la veía como final de concierto, y menos todavía como la vimos hace un año, en la parte inicial; por mítica que sea, creo que va siendo hora de dejarla aparcada de manera definitiva.

El bis arrancó con ‘Lords of Summer’, que tampoco pega demasiado y ocupa el puesto del momento versiones, o de trallazos como ‘Blackened’, ‘Battery’ o ‘Fight Fire With Fire’. El caso es que METALLICA son maestros a la hora de sacarse de la manga nuevos tours, sean Escape From the Studio, aniversarios de discos emblemáticos o un By Request; aunque hay que reconocer, que los que siguen siendo maestros en ese aspecto son IRON MAIDEN. Y esta vez, en plan novedad, no ofrecían apenas nada, con todavía varios cortes de su último trabajo de estudio… en los que la elección no creo que sea del todo acertada. También repitieron el particular homenaje a la música de cada ciudad, aquí con amago de ‘’Brutus’ de LOS NIKIS (seguido por una parte instrumental en plan medley de ‘ManUNkind’ y ‘Orion’)… y poco más. En Barcelona, no se partieron la cabeza y reincidieron en ‘El Muerto Vivo‘ de Peret. El final, más de lo mismo, con ‘Nothing Else Matters’ y ‘Enter Sadman’, entre la que James enseñó la púa personalizada de cada sitio que visitan, y fuegos artificiales para poner el colofón a una noche más que algunos recordarán toda su vida, y otros la verán como una de las veces más flojas que los han visto. En la disparidad de opiniones está el asunto; poner a todos de acuerdo, además de imposible, sería muy aburrido. Y no se puede sentar cátedra ni obligar a todos a pensar como tú.

Por cierto, no fui a ninguno de los conciertos esta vez. Pero entre crónicas políticas por parte de medios generalistas, otras faltas de rigor e incluso sin ningún tipo de información, e incluso algunas en plan minuto y resultado al estilo deportivo, ya no sé qué pensar al ver hacia dónde va todo esto. Tampoco por el corporativismo que acompaña a la mayoría. No entiendo ni comparto esa manera de «informar«, pero no me queda otra que respetar lo que hace cada uno. Pero si hay un alto número de comentarios negativos sobre la organización y el recinto, puede que sea por algo; no hay porqué silenciarlos. Porque el año pasado los asistentes al Mad Cool comprobamos de primera mano que aquello hizo aguas en muchos asuntos. Sí, cuando vas a un sitio así deberías saber a lo que vas: quizás te toque verlo a más de cincuenta metros (detrás de miles, y miles, y miiiiles de personas) y pagar más de 10 euros por una cerveza. Pero no todo el mundo está en la obligación de tener ese conocimiento.

Escribir una crónica de un concierto de tal magnitud está chupado. Al menos, de una manera genérica sin ningún tipo de opinión. Introduces un poco a las bandas, hablas por encima de los teloneros (aunque no los hayas visto o no tengas idea de ellos), aludes a su mal sonido en comparación a METALLICA (un clásico entre clásicos, no falla), después te vas a setlist.fm (que con bandas de este calibre, hasta lo actualizan en vivo según tocan las canciones), dices un poco de una canción, tiras de calificativos con gancho para otra, rememoras los discos en los que fueron incluidas unas terceras, hablas de fuego, pirotecnia, de la buena forma en la que están o de las frases que dice Hetfield concierto tras concierto (“Metallica gives you heavy!”), pones una rúbrica final en plan “no hay nada como sus primeros trabajos” o “la importancia del Black Album sigue siendo evidente”, haces mención a la púa que enseña James al final de ‘Nothing Else Matters’ en homenaje a cada ciudad, lo mismo de la bandera, y a poco que escribas algo más, ya lo tienes: CRÓNICA DE METALLICA EN ESPAÑA. Y si tienes alguna errata (en formato digital) y te la corrigen (seguro que aquí he cometido alguna), la editas y aquí no ha pasado nada; ni rastro de ella. De nada.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.