9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.7

 Grupos relacionados: PERPETUAL NIGHT / OPETH / IN MOURNING

Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Mucho se ha hecho esperar el primer LP de ETERNAL STORM. Muchísimo. Vale que de puertas para fuera somos conscientes de poco más que del paso del tiempo de un disco que no ve la luz y se nos escapan muchos factores ajenos a nuestra percepción. Pero esta crítica inicial es sólo para decir que una vez escuchas ‘Come the Tide’, merece la pena haber esperado tanto. Bueno, quizás no, porque hubiera estado mejor poder disfrutarlo antes. Esta reseña llega unos meses después de su publicación, y las cosas han cambiado en la banda: tras una breve gira por Europa a mediados de octubre, la banda madrileña anunciaba la salida de su bajista y cantante Kheryon; entonces, su hueco ya lo ocupó Danny R.Flys, que además es el sustituto oficial, como nos indicaron hace pocos días en sus redes.

A pesar de ese más de medio minuto de intro (no al uso), arrancar un álbum con algo como ‘Through the Wall of Light’, es de echarle un par de narices al asunto. Por la duración de ambas (poco menos de siete minutos la primera parte, algo más la segunda), pero sobre todo por la dimensión que tienen y todo lo que encierran. Por mucho que en reseñas y notas se haya podido leer que el cuarteto practica ese death metal melódico deudor de los 90, quedarse en eso sería reducir su propuesta a una expresión, además de mínima, inexacta. También encontramos pasajes doom, mucho de progresivo, retazos black… y clase. Mucha clase.

Como digo, para abrir tenemos un tema dividido en dos en el que encontramos crudeza, garra, las guitarras como comandantes de su sonido, y al menos yo, en muchos momentos percibo una melancolía abrumadora. Y no me refiero al lo evidente, que serían los dos primeros minutos del segundo corte (ni a su prolongada outro) donde incluso cuelan un saxo, sino a algunos tramos más atmosféricos dentro de esa intensidad que les dan ese toque de distinción que tan complicado es de encontrar hoy en día. Sin desmerecer a sus compañeros, Daniel y Jaime mandan. En realidad, la parte instrumental, y a ‘Detachment’ me remito, con un Kheryon muy presente al principio, pero que poco a poco va dejando espacio a la música, tanto en esa parte central ambiental, como en el desarrollo hacia el que navegan… por mucho que no me convenza el fade out con el que la terminan.

De hecho, se ve cortado abruptamente por el grito al comienzo de ‘The Mountain’, donde se aprecian esos leves toques más cercanos al black en algún momento, jugando con los tempos y volviendo a hacer diabluras tanto en los mástiles, como en esta ocasión Mateo a la batería. Y aquí sí la cierran de diez, con un piano que sirve de conductor al siguiente capítulo, ‘Of Winter and Treason’. En ella toma presencia la guitarra acústica como preámbulo a un ¿medio tiempo? si es que se puede catalogar de esta manera a algo que haga ETERNAL STORM. Despojados de muchas revoluciones, se mueven por terrenos mucho más oscuros, y eso que ya venían de zonas sombrías, demostrando que el ser directos no van con ellos, y donde mejor se mueven es en la complejidad. No llego a entender demasiado la manera en la que han dejado aislado un interludio como ‘Drifters’ (cuando en otras canciones podrían hacer cortado de la misma manera), el caso es que la continúa una épica ‘The Scartlet Lake’, totalmente influenciada por el sonido Goteborg de los 90… pero pasada por un filtro más moderno y ese gusto prog que se nota en casi todo el álbum. El final, por todo lo alto, lo marca ‘Embracing Waves’, quizá el tema menos clásico de todos, pero también el más personal y en el que dan rienda suelta a todo lo que son como banda y hacia donde pueden ir. Once minutos gloriosos donde encontramos la mayor riqueza de registros vocales, y aunque quizás sea de sus composiciones menos extremas, sea donde mejor parados salen. Se ha hecho esperar, pero por fin hemos podido disfrutar de una continuación más que digna de aquel lejano ‘From the Ashes’, un EP publicado hace más de cuatro años en el que plantaron una semilla que aunque ha tardado en florecer, ha dado unos frutos muy maduros.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.