8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: DEFTONES / BLOOD YOUTH / SPIRITBOX

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Escuchando lo nuevo de LOATHE, me han venido a la cabeza BLOOD YOUTH y su ‘Starve’, que reseñamos hace poco más de un año. Con él alabábamos su trabajo, influenciado ampliamente por los dos primeros trabajos de KORN. Y es que nos tenemos que remontar a aquellos finales de los 90 y principios de siglo para hablar de buena parte de ‘I Let It In and It Took Everything’, no por Jonathan Davis y los suyos, sino por otro grupo coetáneo.

Aquí la alargada sombra es la de DEFTONES, especialmente en la senda que marcaron de ‘White Pony’ en adelante, con esas melodías tan dulces por momentos que te atrapaban a la primera. Y lo que han hecho estos cinco chicos de Liverpool (no muy lejos de Harrogate) es un claro y evidente homenaje a Chino & Cia (hasta él mismo compartió un Tweet con uno de los adelantos), dejándose empapar por su sonido para llevarlo hacia terrenos más accesibles… sin olvidar la locura en buena parte de sus composiciones. Puede que hayan buscado el equilibrio entre ambos lados, pero lo que más salta a la vista, al final, son las referencias al grupo de Sacramento.

Y eso que empiezan directos al cuello, con una intro que bien podrían haber omitido, ‘Theme’, y un sonido cortante en ‘Agressive Evolution’, cuyo título no podían haber elegido mejor. Canalizando esa agresividad encontramos la demencia que había en ‘The Cold Sun’, sólo que con un sonido mucho más pulido… y claro, aparece la nueva faceta de Kadeem France. Ni un minuto dura su vena más dura antes de esos pasajes atmosféricos y limpios que tan buen resultado les van a dar. Un punto a favor es omitirlos en cortes como ‘Broken Vision Rhythm’, la segunda mitad de ese arrebato titulado ‘Red Room’ o una agónica ‘Gored’. También, en su mayor parte, en ’Heavy Is The Head That Falls With The Weight Of A Thousand Thoughts‘, de lo más caótico que nos presentan en esta ocasión. Pero a la larga, se termina echando un poco de menos ese lado más desatado.

Como decía, gana por goleada esa versión más edulcorada (en el buen sentido) de la banda de Moreno. Y es que ‘Two-Way Mirror’ es una oda a los mejores años de estos. Para algunos, incluso puede que ese homenaje sea demasiado cantoso, calcando su sonoridad, pero dudo que lo hayan querido maquillar u ocultar; incluso en los interludios, aunque ahí tengan menos tiempo, como era de esperar. ‘Is It Really You?’ y casi la totalidad de ‘Screaming’, donde parecen una fiera enjaulada en algún momento, son los otros dos grandes ejemplos de la nueva senda que ha tomado LOATHE. Como de subidas y bajadas se trata, éstas se hacen todavía más obvias en una frenética ‘New Faces in the Dark’. Encarando el tramo final, ‘A Sad Cartoon’ bien podría ser esa lucha entre la voz de Chino y el lado más pesado algún guitarrazo de Stephen Carpenteer (con outro incluida), mientras que para ‘I Let It In and It Took Everything…’ vuelven a experimentar con guturales y djent en su primera mitad, y el sonido ambiental en la segunda. Un buen compendio de lo que han decidido hacer en este segundo álbum. ¿Copia? ¿Influencia? ¿Homenaje? Un poco de todo, más dependiendo de los oídos que escuchen y juzguen. Cada época es cíclica y es de esperar que haya bandas que despunten ahora que se puedan ver influenciadas por otras de 20, 25 o 30 años de trayectoria, igual que éstas lo hicieron de otras anteriores.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.