A mediados de marzo veía la luz ‘Bunker’, el cuarto trabajo de SNAKE SISTER en una coedición de LaRubiaProducciones, Popsonic Recordings y la propia banda. Ya pudimos conocer a través de nuestro test tanto a Ali como a Fran. El trío procedente de Alcázar de San Juan se mueve por sonidos noventeros e influencias GRRRL que aquí nos relatan.

Fotorgrafía de portada: Dudor Carlos Hebels Jipiticlever

Aprovechamos para recordaros que para ayudarnos a seguir creciendo y mantener la web, podéis hacer donativos mediante paypal a través de este botón:

Facebook_-_iconoyoutube instbandcicno

Snake Sister no existiría si no fueran por estos discos y las mujeres que hay detrás de ellos. No es que me hicieran darme cuenta de que las chicas también podemos hacer esto así de bien; sino que, como formaron parte de mi vida desde bien pequeña, nunca me plantee que fuera extraordinario, digno de mención ni destacable.  Simplemente si eras este tipo de chica, vivías teniendo una banda, con todas las consecuencias.

  1. Late at Night” de Dover

Cuanto solo escuchas UNA cinta de UN solo grupo (el “Devil Came to me” de Dover) y, de repente, esa banda saca otro disco y te pilla a ti en medio, flipas. Y sientes que está hecho contigo en el meollo del asunto, mientras escuchabas su disco anterior. Me aprendí las letras de memoria, presumía de que sabría escribirlas enteras aún sin escuchar el disco a la vez (como si eso fuera considerado un mérito para alguien). Rogué y conseguí preparar un listening para mi clase de inglés en el insti con la canción de “Cherry Lee”, que era suavita (pensaba yo entonces).

¡Ah! Una de las cosas que Dover me ha enseñado es a hacer punteos de guitarra (gracias, Amparo). Aún no he encontrado punteo que me guste más que los suyos, de los que puedes taratear con “nino-nino”.

  1. “Live Through This” de Hole

No sabía que se podía cantar así. Mal pero bien. Escuchando el primer disco de Hole que cayó en mis manos me di cuenta sin darme cuenta de que molaba más esto que cantar como en las canciones que hasta el momento había escuchado en anuncios, Noche de fiesta, La Parodia Nacional, Música Sí y otros programas de la tele y que nunca me había llamado la atención. Además, por las letras de las canciones de este disco me monté una imagen de la tía que cantaba eso, de la cual no sabía nada, que me influyó bastante para ciertas cosas.

Luego me enteré de que existía Nirvana y que era el marido de la del “Live Through This” y pensé (y pienso) que él molaba, pero mil veces menos que ella.

  1. Bricks are Heavy” de L7

Fui a Londres con mis padres con 12 años. Volví con 4 collares de pinchos, 20 muñequeras, unos pantalones de cuadros y lo más importante: el “Bricks are Heavy” taladrándome el cerebro, a pesar de que no sabía qué puñetas era L7 antes de escucharlo. Lo compré en una tienda de discos usados. A día de hoy considero un milagro que me llevara el cd de una banda con un nombre tan feo, con un título que no terminaba de entender, con una portada tan fea y con la escasa convicción de que las de la contraportada fuesen tías.

  1. “Electrobikinis” de Electrobikinis

Este disco representa toda la música española influenciada por lo mismo que Snake Sister. Representa Subterfuge Records y los anuncios del Radical Fruit Company con todas esas frutas siendo convertidas en zumo mientras sonaba el temazo de turno, en este caso “Bostn City Girl”. Podría haber elegido a Killer Barbies y Deviot pero me quedo con Electrobikinis porque es un discazo redondo. Hay mucho talento ahí. Miren Iza, una de ellas, es ahora Tulsa; se me encoge el corazón solo de pensar lo buena que es esta chica.

  1. Eight Arms to Hold You” de Veruca Salt

No sé de dónde salió este disco. No sé de cuándo es ni cómo llegó a mí. Solo se que era el primer disco que me gustaba donde cantaban chicas con voces bonitas y no me daban ganas de vomitar. Gracias a ellas aprendí que no todo hay que gritarlo ni escupirlo, aunque me llevó muchos años más hacerlo yo de manera más o menos correcta; en concreto, hasta nuestro “Bunker”, nada.

  1. You’re Speaking my Language” de Juliette and The Licks

Cuando estábamos grabando el primer disco de Snake Sister, “El año de La Serpiente”, me tocó grabar voces, guitarras y bajo de 14 canciones. Me tiré yendo al estudio (a hora y pico de casa) cada día después de currar durante meses. Puedo aseguraros que todos los días me ponía este disco mínimo una vez durante el viaje. Se ha ganado un puestazo en esta lista por razones obvias.

  1. “Coral Fang” de The Distillers

Cuando estaba en mi post adolescencia pensando que ya ninguna banda me levantaría como lo habían hecho Hole, Dover, etc., apareció Brody Dale en mi vida. Era una época donde ya llegaba la imagen a la vez que la música y me encantó cómo cantaba, las canciones que hacía, cómo dirigía a su banda y su “aquí mando yo y allí también”. Sus dos discos anteriores son punkísimos y me encantan, pero también sé que el “Coral Fang” es el que no tiene ni un solo “pero” y es una obra maestra de cómo cantar la misma estrofa que antes pero de otra forma que también mole.

  1. Binge and Purge” de Lunachicks

Este disco sirve como ejemplo de cuando me pedía por correo postal discos varios de la revista Tipo. Gracias a elegir un disco por su portada (y si era barato) di con esta joya de la decadencia. El hecho de comprar un disco antes de escuchar a la banda, al igual que ir a conciertos sin saber qué toca quienes tocan, te hace disfrutar mucho y sentir tuyos a muchas bandas. Da mucha alegría conocer a bandas así. Se lo recomiendo a quien nunca lo haya experimentado.

  1. Ser o vencer” de Vanexxa

Hace pocos años mi hermano me soltó a bocajarro “¿Has escuchado la de “Superguay” de Vanexxa?”. No, no la había escuchado e intuía que me iba a encantar, basándome en preguntas anteriores del estilo y que me habían dado a conocer la mitad de mis bandas de cabecera. Así que me puse al lío y me quedé alucinada con que me gustara una medio rapera. Nunca hay que tirar la toalla con ningún género, porque puede haber alguien que le dé la vuelta necesaria para que te guste a ti. Los raperos dirán que Vanexxa no hace rap, pero que hagan ellos un Top 10 y se lo cuenten a quien le importe.

  1. My Reality?” de B-Violet

El mejor metal está hecho en España por mujeres. Estas tipas se adelantaron al chándal metal y nadie se acordó de ellas cuando ese género llegó y triunfó. Eran tan buenas que me flipan, incluso haciendo esa música que no me gusta un pelo. Tanto es así, que me ha costado décadas reconocer que no eran punk. Yo a mi rollo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.