Vane Balón, de Distrito Uve (a la que ya conocimos con nuestro test), nos introduce a través de la nota que podéis leer un poco más abajo el segundo trabajo de DIEAWAY.

Hace unos días Miguel aparecía en Conociendo a, y ahora nos explica su vida a través de estos diez temas.

El Rock alternativo manufacturado en el siglo XXI se conjuga sabiamente en la música recogida dentro de “Light Echoes”, la nueva apuesta de DIEAWAY en formato LP que será presentado oficialmente el 31 de mayo en la sala Siroco de Madrid acompañados de RED BONE (organizado por Let’s Show).

Repleto de ejecuciones versátiles con matices sobresalientes, el nuevo disco ya está dejando huella en los oídos inquietos más exigentes de radios ubicadas dentro y fuera de nuestras fronteras. 

Incorporan nuevos parámetros compositivos del Rock progresivo, Neo Grunge y Stoner Rock que manifiestan una importante evolución musical. Este plástico va enfocado en aras de conceptualizaciones alternativas mirando muy de cerca al enfoque noventero, faceta que mantiene viva la identidad sonora del cuarteto.  

Además de cuidar el contenido musical también han tenido en cuenta cuidar el medio ambiente, por eso han minimizado el consumo de plásticos ofreciendo el álbum en embalaje de cartón que contiene el disco y un póster.  

Con “Light Echoes” no solo han conseguido crear temas pulidos al milímetro en los que enfatizan las ambientaciones instrumentales bien compactadas: también han logrado revitalizar el concepto DIEAWAY gracias a la solvencia compositiva del disco. A través de las piezas recogidas en el álbum harás un viaje intenso a los confines de la creatividad musical dentro del marco sonoro en el que se mueven, encontrando por el camino paisajes llenos de desarrollos progresivos y ornamentaciones propias del Rock alternativo afianzado en los noventa pero mirando al siglo XXI.

PRÓXIMAS FECHAS DE DIEAWAY:

  • 25 de mayo a las 20h electro acústico en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares: con el reputado teclista Daniel Murillo en el primer acto, y con parte de la orquesta sinfónica de la localidad madrileña en el segundo acto. Info: www.corraldealcala.com/es/temporada/1087/dieaway/
  • 31 de mayo en la sala Siroco de Madrid, 21h: presentación oficial del disco acompañados de RED BONE, organizado por Let’s Show. 8€ anticipada, taquilla 12€. Entradas: http://bit.ly/EntradasDieawaySiroco
Aprovechamos para recordaros que para ayudarnos a seguir creciendo y mantener la web, podéis hacer donativos mediante paypal a través de este botón:

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

https://www.youtube.com/watch?v=vpQeQOHVfEo

Todo , todo aquello que soy es por lo que he vivido y no soy más que el resultado de mis experiencias como persona. Soy una persona visceral para lo bueno y para lo malo  y que hasta cierta edad me mantuve callado , no por molestar , si no por aprender.Pero con el tiempo me dí cuenta de que todo no es lo que parece y que muchos hablan por hablar , no siempre aprendes lo más adecuado o lo que te hace feliz , entonces decidí ser yo sin ningún tipo de preocupaciones , creo que cuando uno sabe  rectificar o asumir sus errores , es cuando llega el momento de decir lo que uno piensa sin tapujos.Me gusta imprimir en todo lo que hago el 100% y vivirlo con pasión , eso es lo que le dá valor a la vida y estas canciones son recuerdos que se guardan de por vida en el corazón.

1. Serrat – Esos Locos Bajitos

Este hombre me llega persiguiendo toda la vida. Reconozco que no puedo ponerme esta canción y no soltar una lágrima. Se me erizan los pelos y por acto reflejo me invade la nostalgia de tener 5 años y no llevar encima más carga que la inocencia de un niño al que se le fractura la familia. Es duro hablar de ello , no paraba de sonar en casa este vinilo. Fue como hacerse mayor por la fuerza y esta canción me lo recuerda constantemente. Por otro lado , cuando digo que me persigue , es porque a nivel musical le debo un respeto enorme a este señor por muchos motivos. Tanto por los ejercicios derivados hacia la guitarra como la increíble capacidad de Serrat de acercar el Jazz ha toda una generación sin que se dieran cuenta , una capacidad innata de  embriagar con una letras que dicen mucho con una base extremadamente compleja.

2. Dire straits – Money for Nothing

El punto de inflexión, ni más ni menos. También sonaba esto en casa, más mayor, comencé a darme cuenta del poder del rock y notaba que existía algo que me atraía, la inconformidad y la rebeldía. No obstante era demasiado joven para ello y como el resto del disco no contenía más rock, pasé de puntillas sobre este grande. A día de hoy lo admiro con locura. La simplicidad y la pulcritud de este hombre es abrumadora.

3. The Prodigy – Breathe

¡A tomar por culo! ¡Quién demonios eran estos tíos con estas pintas! No hay duda,  ¡estos son chungos! ¿Pero por qué leche no puedo dejar de cabecear? Sí, las niñas me miran raro y diferente… me gusta , ¿por qué no? Comenzó la época de Dj y mientras la época del bakalao se adueñaba de los Pubs donde pinchaban, yo por otro lado buscaba la oscuridad y la tensión. Me parecía aburrido aquel bakalao y lo dominaba tanto que necesitaba saber más. Encontré esto y nada volvió a ser lo mismo.

4. The Offspring – Genocide

Bueno, pues resulta que la culpa de esto la tubo mi primer amor.. jajajja. Mientras yo estaba con el tecno mi chica de aquel entonces me intentaba inculcar Nirvana. Estaba bien, pero leche, me parecía un triste y no entendía la depresión de ese hombre. De repente un día me puso esto. Se me abrió la boca: ¡eh!, espera, esto es descarado, tiene toques oscuros y genera tensión… ¡Leche, parece que lo han hecho para mí! Sí, era un producto ideal para mi consumo adolescente. Qué más se podía pedir en aquella época: mi distanciamiento del tecno comenzó.

5. SlipKnot – Sic

Llegó la oscuridad. Todo se teñía de rabia, quizás tanto tiempo escuchando a los demás generó una bola de rabia que necesitaba salir y llegaron ellos mezclando los sonidos de  mi inicio con Prodigy con una violencia sonora jamás escuchada. No os mentiré, pasaba de Metallica: yo comencé con el “heavy” con esto. Así, del tirón, los secretos del heavy se desvelaron delante de mis ojos y todo cambió. Plena época del numetal me llegaban sonidos jamás escuchados con ganas de gritar alto y claro. No podía creerme lo que me estaba perdiendo y lo quería abarcar  todo con gran ansiedad. Compré una guitarra y desafiné  las cuerdas. Me di cuenta de que esto era más complicado de lo que parecía, así que empecé con Coal Chamber… (risas).

6. Black Sabbath – Paranoid

Y comenzó la exploración. No tardé mucho en empezar a ir a clase. Mi profesor Eugenio supo poner freno a mi frenesí y encauzarme por el buen camino: “Miguel, ¡está todo inventado! Abre las orejas y paso a paso. Una de las mejores cosas que ya tienes es que no te va a sonar nada raro por las tendencias que tienes a escuchar música”. Así fue, fui hacia atrás para escuchar y absorber todo aquello que me dejé en el camino y vaya… reencontrarse con aquello que pasó por delante una vez y no presté atención me hizo estar más atento desde aquél entonces.

7. Django Reinhardt – Minor Swing

Me fuí tan hacia atrás que se me fue de las manos. jajjaa. Todo me gustaba, todo me absorbía. Pero esto fue un punto de inflexión: me alejé tanto del metal sin darme cuenta que ya no sentía esa “rabia” musical. Buscaba técnica y teoría. Menudo error: la guitarra y la música se transformaron delante de mí en un punto sin retorno. Jamás volví a escuchar la música de una manera divertida. Las canciones eran triadas, inversiones y se descomponían en varios instrumentos en los que era capaz de dirigir mi oído hacia donde quisiera y analizarlo todo.

8. Red Fang – Prehistoric Dog

Necesitaba salir de la vorágine aquella del estudio ¡para qué leche complicarse tanto! Dejé las clases y comenzó mi andanza como músico en locales. Seguiría estudiando pero leche, juguemos un poco. ¿Entonces? Cerveza y rock. Llego esto, complicaciones las justas, divertimento máximo y punto. Comenzaría a ser el músico que soy ahora. Me daba igual lo que tocar, solo quería tocar y punto. Estudiaría para no bajar el nivel, no para avanzar hacia el Shred. Llegó la hora de Kyuss y el stoner más guarro posible.

9. Porcupine Tree – Anesthetize

Todo confluye y  encaja. Perdido por locales me di cuenta de que la música no representaba un problema  para crearla y que el problema era de quién me rodeaba para tal propósito. Puedes hacer el estilo o música más sencilla que quieras, pero sin la gente adecuada puedes entrar en una depresión y en un estado de nervios que puede hacer que la dejes por completo y odiar lo que más amas. Más de uno sabe que lo que está leyendo es real y cierto. Una vez más, desde otro plano, la música me volvió a dar una lección y a ser precavido con mis esperanzas pero a seguir mi camino.

10. Soundgarden – Rusty Cage

Encontré la salida. Sí, así es, es ahora cuando sé con quién y cómo escuchar. Estoy completamente libre de complejos y con una expresión artística bien encauzada por mis compañeros. Digo que he encontrado la salida, porque ahora es cuando al fin puedo saber cuál es mi meta, aprender disfrutando sin prisas y, sobre todo y por encima de todo, disfrutar al máximo del camino sin temor a que mañana se acabe, pues la meta nunca debió ser lo importante. Mientras tanto, vuelvo la vista atrás y vuelvo a ver si me dejé algo por escuchar que mereciera la pena y mierda… ¡siempre pasa lo mismo, lo vuelves a encontrar!

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.