8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

 Grupos relacionados: MARILYN MANSON / ROB ZOMBIE / POWERMAN 5000

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Parece que un nuevo trabajo de MOTIONLESS IN WHITE tenga que traer consigo algún cambio en una formación de la que sólo queda Chris de sus orígenes. Más de diez años lleva junto a él Ryan Sitkowski, algo menos Ricky Horror (ambos guitarristas), y cuando parecía que con la entrada de Vinny Mauro y Devin Sola se habían asentado, poco antes de la salida de ‘Graveyard Shift’ causaba baja su teclista, Josh Balz, y un año después, Devin “Ghost” Sola. El puesto de éste lo ha ocupado Justin Morrow, procedente de ICE NINE KILLS, y que se ha estrenado para este ‘Disguise’.

Puede que sea por la conjunción de un sonido “retro” (digámoslo así) con el nombre de Roadrunner, pero parece que el ahora quinteto de Scranton se suma a ese revival de finales de los 90 y principios de siglo que algunos llamaron Nu-Metal (de lo que ya argumentamos nuestra postura en un amplio reportaje). Y más, más estilos vamos a poder encontrarnos. En realidad, en esta reseña van a circula un montón de nombres de bandas, que no tienen por qué ser comparaciones al uso, pero es que MOTIONLESS IN WHITE suenan a ellas en muchos momentos, y las influencias están más que claras. No digo que estén faltos de personalidad, pero no esconden en ningún momento formaciones que hayan podido marcarles.

‘Disguise’, el tema que lo da título e inicia el álbum, es el puente perfecto con respecto a ‘Graveyard Shift’, con ese toque de metalcore unido a electrónica de fondo y una alternancia de voces en las que Chris se mueve como pez en el agua. Sus programaciones, en muchos momentos, pueden recordar a la época dorada de Manson… sólo que aquí de una manera mucho más cruda y agresiva, como demuestran en ‘Headache’, con un filtro mucho más moderno. ‘</c0de>’ es uno de los puntos álgidos de la primera mitad del álbum, y tras un arranque electrónico, tiene en su segundo tramo un aire a los primeros LINKIN PARK que les sienta de maravilla. El arranque de ‘Thoughts & Prayers’ parece un pequeño homenaje a ‘Jumpdafuckup’ de aquel lejano ‘Primitive’ del año 2000, antes de que un sonido más artificial se apodere de la composición. Y es que la parte industrial juega un papel clave. En ‘Broadcasting From Beyond the Grave: Death Inc’ son una mezcla de POWERMAN 5000, ROB ZOMBIE y THE UNION UNDERGROUND, y las ambientaciones de ‘Undead Ahead 2: The Tale of the Midnight Ride’ hacen de ella, prácticamente, una película de terror; otro de los momentazos del álbum, con un estribillo súper pegadizo.

Quizá los medios tiempos sean más abundantes de lo que deberían. En ‘Legacy’ se acercan a grupos como IN THIS MOMENT (con los que compartirán gira en breve) mezclado con el rock inofensivo de unos THREE DAYS GRACE actuales. En ‘Holding On to Smoke’, a pesar de tener las revoluciones al mínimo, salen mucho mejor parados, y lo mismo en una emotiva ‘Another Life’. La sombra del reverendo es alargada en un arranque de ‘Brand New Numb’ parecido al que tenía ‘mOBSCENE’, mientras que en ‘Catharsis’ tienen una curiosa mezcla, con una base de bajo/ teclado que está cercano a los MUSE más recientes. Amalgama de bandas las que se te pasan por la cabeza escuchando un ‘Disguise’ meritorio, aunque algo más de variedad y caña (de la que han repartido muy bien) no hubiera estado de más.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.