8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: HAMLET/ CUERNOS DE CHIVO/ OVERDRY

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Parece mentira, pero este verano se cumplirán nueve años de la actuación de VITA IMANA en el Wacken. Sí, fue en 2010, y aquello fue un punto de inflexión tremendo para una banda que acababa de debutar con ‘En Otro Lugar’ y para la que se abría un futuro prometedor. Seguí muy de cerca toda la preparación de su segunda obra, ‘Uluh’, haciendo un studio report unos meses antes de su salida. Me atrapó el concepto y con dicho álbum se convirtieron en una realidad del panorama metálico del país, apareciendo en cantidad de festivales de renombre, acompañando a grupos como HAMLET y empezando a recorrerse la península como cabezas de su propia gira, subiendo escalones a la par que crecían sus seguidores. Con ‘Oceanidae’ pensé que, como mínimo, igualaban su predecesor; y es que si en su segundo disco ‘Uluh’ se erigía como la clave, profundizaban en ese tipo de composiciones con (de nuevo) el tema título, ‘Depredador de Luz’ o ‘Mar de Cristales’. Era primavera de 2014, y todo parecía haber ocurrido demasiado rápido para ellos.

Tres años hubo que esperar para ‘El M4l’, reseña en la que me explayé (posiblemente, la review más larga publicada en la web). No es que hubieran estado inactivos, pero sí tuvieron un tiempo de reflexión y trabajo más amplio que en otras ocasiones; y aunque habían arriesgado para no repetirse, no creo que la jugada resultara ganadora; y seguramente lo expuesto a continuación tenga mucho que ver. A finales de 2017 cerraban esa etapa con un doble concierto en Madrid, y un par de meses después lanzaban un amplio comunicado anunciando cambios importantes. Resumiendo, Puppy dejaba la formación por causas personales, habiendo pasado la banda a un segundo plano para él. Javier Cardoso también se quedaba fuera de cara al futuro, explicando que la relación entre ambas partes se había deteriorado, habiendo afectado al ambiente interno (éste, de hecho, mostró su disconformidad a través de un vídeo en las redes). Y por último, David Sobrino ya no sería el encargado de llevar al grupo con su agencia de Management. Un cambio de rumbo que hoy tiene todo el sentido del mundo.

Visto con la perspectiva del tiempo, creo que VI han sido en algunos momentos de su carrera víctimas de su propia promoción y boom mediático. O dicho de una manera más simplificada: han querido poner unas expectativas por las nubes para algunas cosas que quizá no pedían tanto. Me explico. Cada semana o diez días no hace falta estar en boca de medios (o tus propias redes) por una razón banal. Es algo que siempre he dicho: no es noticia que vayas a dar una noticia. Es como el ejemplo al que recurro habitualmente: hacer un teaser de diez segundos para un teaser de treinta para anunciar que vas a publicar un videoclip en unas semanas. Que al fin y al cabo, es en lo que se están convirtiendo la internet del clickbait; y una de las razones por las que Mirada apenas publica noticias de corta/pega que puedes encontrar en mil sitios. No digo que ellos lo hayan hecho siempre, pero no hay por qué ser el perejil de todas las salsas.

Volviendo al presente, el misterio con las sombras y la desfiguración de las imágenes de cara a la presentación de un nuevo vocalista era algo entendible; había que crear expectación después de casi un año en un silencio relativo. Antes de eso, ya incorporaron de manera oficial a Diego López, cerebro de VIOLENT EVE y que ya sustituyó a Román en directo en la última gira; bajo mi punto de vista, un fichaje de nivel (aquí podéis leer sus 10 recetas para el alma). Y así llegamos al 17 de diciembre de 2018, estrenando en El Vuelo del Fénix de esa noche ‘Desfiguradas’, para un día después poner cara al cantante. Éste era Mero Mero, que en los inicios de la web fue de las primeras personas en pasarse por nuestras secciones para hacernos un top 10 de temas que le habían marcado o que le provocan una reacción especial. ¿Qué sensación dejaba? Pues bastante positiva. Un frontman es complicado de sustituir sobre todo de cara a tus presentaciones en vivo, más si tiene cierto carisma (que dicho sea de paso, creo que Toni va sobrado en ese aspecto); en estudio, al menos para ciertos registros, no digo que sea sencillo, pero no es tan difícil. Tampoco parecía afectar demasiado la ausencia de Puppy en la composición, uno de los pilares de la banda. Y es que en ese adelanto nos ofrecían una pequeña pincelada de lo que eran VITA IMANA antes de este periodo de transición por el que habían pasado: mucha agresividad (no sólo en los guturales), subidas, bajadas, riffs marca de la casa, percusiones, una base rítmica por parte de Pepe y Dani apabullante… En fin, todo con su sello distintivo, y con sus mejores cartas todavía por descubrir. Y como no, detrás de la producción ha vuelto a estar Alex Cappa y sus Metal Factory Studios, siendo un miembro más de la familia que siempre ha estado con ellos.

Desconozco si esta vez han vuelto a centrarse en algún concepto sobre el que dar forma a todo, pero la naturaleza sigue presente en ellos, aunque sea en ‘Calima’, intro de minuto y medio que da entrada a una incendiaria ‘No En Mi Nombre’, dejando claro que ni cambio de estilo ni nada, y que los cambios no han afectado a su manera de entender la música. Sobre una base contundente Mero se encarga de escupir con su lado más fiero, dejando en su parte final espacio para que Miriam nos encandile con unos coros atrapantes; por lo demás, su labor percusiva es sobresaliente en todo el trabajo, y mucho más disfrutable con los cascos y aislándote por completo del mundo. . Tras la ya conocida ‘Desfiguradas’, el bajo de Pepe da entrada a un nuevo ‘¡Contraataque!’, más machacona y algo repetitiva en su primera mitad, mejorando mucho en su desenlace.

Algo que eché de menos en sus dos trabajos anteriores fue el dar continuación a ‘Taikos’. En ellas se adentraban en terrenos ambientales y suaves, y por fin, han vuelto a ella para una tercera parte. Esta vez vuelven a destaparse con un tema que evoca todo tipo de sentimientos, relaja, y ante todo, enriquece el álbum. Después de la tempestad llega la calma, pero no dura mucho, y es que ‘Desdoblamiento’ nos evoca los VITA IMANA de sus inicios (imposible no recordar ‘Paranoia’ por un lado, ‘Romper con Todo’ en la estructura del estribillo) con un trallazo donde las guitarras mandan desde el principio. La dupla Román-Diego funciona a las mil maravillas por si alguno tenía alguna duda, como demuestran en una directa ‘El Mundo a mis Pies’ o ‘Bosa’, posiblemente de lo más extremo que hayan hecho nunca y donde el hardcore les tira. Personalmente, y las dejo para el final, me quedo con los temas donde complican más su propuesta. Una de ellas es ‘Los Ojos de la Serpiente’, con una atmósfera mucho más oscura que el resto de canciones (una delicia su interludio tribal central) y en la que Mero se muestra más desgarrador que nunca. Y no sé si tendrá algo que ver y habrá algún tipo de conexión, pero ya hacía mención al animal que lleva en el título en ‘Desfiguradas (“…La serpiente está enroscada y te asfixia su presión”). La otra es ‘El Duelo’, también bajada de revoluciones de entrada, pero sobre la que van añadiendo capa tras capa (un acierto no dividirla en actos) para consagrarla como el mejor momento de ‘Bosa’ y en la que vuelven a hacer lo que mejor saben. Si no un nuevo sol, si se les abre por delante un horizonte renovado. Se les echaba de menos.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.